Agresión verbal y hostigamiento en las redes sociales.-

    2
    1933

    Un abogado y docente de colegios secundarios de Saladillo agredió verbalmente y hostigó a una mujer en las redes sociales por disentir con su opinión .   ¿Quién toma la posta? Violencia de genero Verbal y  hostigamiento hacia una mujer, aún silencios y ausencias institucionales.-

    Gabriela espera una respuesta.  Es que el  martes 3 de enero de 2017  osó contestar un comentario publicado por el abogado y docente de escuelas secundarias en la nota publicada  en el diario digital La Síntesis,  sobre el lanzamiento del billete de mil pesos . http://www.lasintesis.com.ar/nota-el-banco-central-lanzara-el-billete-de-1000-72405

    «Alejandro Mariotto · Colegio Nacional Manuel Pardal
    Sacan a Rosas del bollete de $20 para poner un animal, Cambiemos (UCR + PRO) vino a robarnos la historia y entregar el país, gracias globoludos”.-
    Responder · 1 · 3 de enero de 2017 12:53
    «Diraikan Giordano · Auxiliar en Educación en E.e.e 501 hellen keller
    “Historia??? lo que pasa que los K se robaron hasta los billetes de $2!!! jajajaj…..yo pregunto? tanto les cuesta aceptar que perdieron??????? Emoticono smile:)”.-
    Me gusta · Responder · 3 de enero de 2017 20:46

    giordano

    El comentario hecho por  Gabriela fue a su vez contestado con otro comentario que escribió el abogado en dicha página de noticias:
    «Alejandro Mariotto  Diraikan Giordano seguí miranto TN globuluda así nunca te vas a dar cuenta que vos perdiste y seguis perdiendo día a día con cada medida que aplica el presidente que vos y muchos globoludos mas votaron”.
    4 de enero a las 15:26

    giordano-2
    Gabriela no quiso seguir este ida y vuelta de mensajes. Con la última respuesta se dió cuenta que no había posibilidad de hablar en buenos términos con esta persona, a la cual no conocía, y con quien no tenía intención de entrar en una polémica.
    Pero la intención del abogado no era la misma y ello es así desde el momento en que Gabriela recibe en forma privada por Messenger el primer mensaje: “seguí mirando TN globoluda” y a partir de allí nuevamente el agresor continúa con los insultos y descalificaciones hasta que Gabriela lo bloquea.

    marioto-1 marioto-2 marioto-3 marioto-4 marioto-5 marioto-6

    ¿Qué fue lo que te motivó a publicar lo que pasó?
    “Que no quería seguir con la conversación y él insistía. Le anticipe que lo iba publicar para ver si cortaba, pero siguió. Creo que es un personaje que se cree impune. Lo que más me sorprendió, además de los insultos que escribió, fue que talvez como no le seguí contestando las agresiones que escribía, y no estoy dentro de los contactos de Facebook, esta persona se tomara el trabajo de búscame en la red social obligándome a seguir por privado la conversación. Y por otra parte, en lo personal ya habíamos visto familiarmente otra situación con este hombre que fue en el Colegio Nacional donde concurría mi hija, que ya egresó. Ahí vimos que bastaba hablar mal de Lanata (refiriéndose al periodista) para aprobar la materia, quienes no pensaban con la orientación que él tenía los desaprobaba o les bajaba la nota. Cuando mi hija me comentó,  tomamos la decisión de que no hablara en clase así evitaba problemas. Sabíamos que eso no estaba bien, pero no queríamos poner en riesgo la materia porque mi hija se quería ir a estudiar y sabíamos de otros compañeros que habían tenido problemas”.

    ¿Qué sentiste al vivir esta situación?
    “Sentí bronca, impotencia. Este hombre hace y dice lo que se le antoja y nadie hace nada. Estaba trabajando cuando recibí los mensajes privados y creo que me puse violeta. Muchos se rasgan las vestiduras con “NI UNA MENOS” y nadie hace nada con este hombre. Esto es violencia, es hostigamiento. Después todos se lamentan cuando hay una mujer muerta, pero ¿Quién hace algo antes que haya una muerte?”.-
    ¿Qué hiciste después?
    “Todo fue en cuestión de minutos. En primer lugar lo tuve que bloquear en Facebook porque seguía insultándome. Estaba con mucha impotencia, publique la foto de la pantalla y seguí trabajando. Cuando salí del trabajo tipo 22 horas vi la repercusión y el apoyo de muchísima gente que me mandó mensajes y me dijo que hiciera la denuncia”.
    “Al día siguiente fui al consejo Escolar. Me atendieron Mimi Di Giulio y Laura Lacunza me dijeron que repudiaban el hecho, hicieron una acta y llamaron a la Inspección, pero me dijeron que no podían hacer nada”.
    “Luego fui a la Comisaría de la Mujer. Una agente me atendió muy amablemente, me preguntó lo que pasó y si conocía al agresor, y luego me dijo que no me podía tomar la denuncia porque no les correspondía y que fuera a la Comisaría Distrital para que me hagan una exposición Civil por hostigamiento”.
    Gabriela fue rebotando de un lado a otro Como una pelota. Pasó de la descalificación y agresión de alguien que no conocía al silencio y la inacción de los responsables de distintas instituciones del estado.
    Este hecho cuanto menos plantea un par de dilemas. En principio el medio que habilitan las redes sociales para intercambiar información, para generar contactos, permitir expresarnos y su contracara, el abuso del mismo por quienes no tienen en más mínimo respeto por el dialogo que pregonan, se despachan no solo sin argumentos, sino sin demasiados escrúpulos.
    Por otra parte, aquí queda claro que no ha existido una respuesta institucional a la violencia verbal y hostigamiento proferidos hacia una mujer en un contexto de público y notorio conocimiento que nos marca un cuadro desalentador en materia prevención en violencia de genero. En nuestra ciudad tenemos sobrada casuística y esta semana tuvieron repercusión pública a nivel nacional los asesinatos de Andrea Neri, dentro de un penal en Salta, durante una visita a su pareja detenida, y de Andrea Sequeira este miércoles, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado enterrado en una vivienda en la localidad de Guernica, luego de estar desaparecida dos días.
    Gabriela es consciente de la situación.  No comprende  la falta de respuestas. Baja la cabeza y dice que teme resignarse  y que caiga en bolsillo roto su caso. La espanta el silencio y la inacción de quienes esperaba algo más.

    7 de enero de 2017. Graciela Achabal.-

    2 Comentarios

    1. Tras llovido,mojado. Una vergüenza que,luego de transcurridos dos días,aún no se hayan expresado en ningún lado l@s responsables de «NI UNA MENOS» ni tampoco ningún integrante de agrupaciones políticas,del municipio ni entidades afines. Tremenda la respuesta de la comisaría de la mujer y del consejo escolar. No queremos reinas porque es violencia simbólica,pero nos lavamos las manos cuando pasan estas cosas?

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.