Cerró sus puertas el centenario bar «Plaza Dorrego» del barrio porteño de San Telmo.-

0
89

Finalizó el contrato de alquiler y los trabajadores pasan en el bar «Plaza Dorrego» cada noche desde hace un mes «si nos vamos tenemos miedo que el dueño se lleven todo» indicaron.

Un bar emblemático que fue testigo de la reconciliación de Borges y Sábato.


Sin saberlo, este miércoles 2 de octubre, Christian Zucchi se tomó el último café que vendió el centenario bar Plaza Dorrego, en el corazón de San Telmo. Al menos hasta nuevo aviso. Poco antes de las once de la mañana de hoy, el joven salió del local confundido: había ido a encontrarse con otra persona, pagó la cuenta para acompañarla hasta el estacionamiento y avisó a los mozos que enseguida volvería a su mesa porque tenía que hacer tiempo hasta la siguiente reunión. Pero nunca pudo volver a entrar.

Situado desde hace 140 años en la esquina de Defensa y Humberto Primo, frente al espacio verde homónimo, el bar Plaza Dorrego es testigo de la historia porteña. Un sitio histórico principalmente reconocido por haber albergado un encuentro entre los escritores Jorge Luis Borges y Ernesto Sábato en la década del ´70.

Hubo un intermediario indispensable para que aquel encuentro sucediera. Borges y Sábato estuvieron 20 años distanciados por diferencias políticas hasta que en un verano de 1975, el actual periodista de Infobae Alfredo Serra logró reunirlos en una lección de dos grandes.

La idea implicaba la reunión de mucho más que dos enormes escritores, eran dos ídolos de la literatura argentina. No fue fácil, recordó recientemente en una crónica. Borges y Sabato, amigos alguna vez, llevaban dos décadas no sólo sin hablarse: dos décadas de franca enemistad por razones políticas.

Tanto que en 2011 la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires lo declaró símbolo identitario del barrio de San Telmo y sitio de interés cultural. Esas placas hoy conviven junto a los carteles que los empleados pegaron, en castellano y en inglés, rogando que no cierre. Fue declarado notable y alojó un encuentro entre Borges y Sabato; el locatario cerró al vencer el contrato de alquiler; los empleados buscan negociar con el dueño para reabrir como cooperativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.