Conflicto docente. Sin acuerdo por la paritaria rige la conciliación obligatoria.-

0
260

El director general de Cultura y Educación bonaerense insistió en que este tipo de medida de fuerza “coacciona a las partes” y convocó a los docentes a “empezar a trabajar”

«Nunca debe quebrarse el diálogo, estamos dispuestos a conversar siempre, pero nos gustaría sentarnos con los gremios sin la coacción y la amenaza del paro”, sostuvo ayer el director general de Cultura y Educación bonaerense, Alejandro Finocchiaro, en la antesala de otra semana difícil para el conflicto que algunas organizaciones sindicales docentes mantienen con la administración provincial y por el que varios chicos todavía no comenzaron el ciclo lectivo.

Las negociaciones colectivas de trabajo entre el gobierno bonaerense y los gremios docentes tuvieron ayer varias novedades. Desde lo judicial, la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo avaló la conciliación obligatoria a la que llamó el Ministerio de Trabajo, la cual había sido revocada por un juez de primera instancia. Desde lo político, el encuentro paritario contó con una oferta superadora, pero finalizó con el rechazo de algunos sindicatos y el llamado a más paros: uno de 24 horas para el lunes, mientras que la Ctera llamó a una huelga de dos días para el 15 y 16 de marzo.

Según Finocchiaro, el paro como medida de fuerza “coacciona a las partes”, cuando en una negociación “las dos fracciones tienen que tener la libertad de trabajar y decidir”.

En ese sentido, el funcionario de la cartera educativa indicó: “Estamos analizando cómo seguir: el paro de la semana pasada tuvo un acatamiento de menos de la mitad de los docentes, convocamos a todos para que mañana (por hoy) empiecen a trabajar y estamos analizando todas las herramientas constitucionales que tiene la Provincia”.

Respecto al no acatamiento de la conciliación obligatoria por parte de cinco de los gremios docentes, Finocchiaro indicó que “a partir de ahora se van a sustanciar los sumarios pertinentes y se comenzarán a aplicar las sanciones que correspondan”.

 

Cronología de los últimos anuncios.-

El viernes pasado, al término de una nueva negociación paritaria, algunos gremios anunciaron su adhesión a las medidas de fuerza convocadas a nivel nacional por Ctera los días 15, 16, 21 y 22 de este mes.

Al día siguiente, solo tres organizaciones sindicales asistieron al encuentro pautado en el contexto de la conciliación obligatoria por la administración provincial.

Al respecto, Finocchiaro sostuvo que “cuando se les hizo una nueva oferta a los docentes el viernes, sabíamos que ya se habían reunido antes con la decisión de lanzar un paro de dos días”.

En ese sentido, remarcó que el gobierno bonaerense está “convencido” de que “un sector gremial ya no habla de salario docente”, por lo que “no nos parece que esta sea la forma de encauzar un diálogo y construir la educación que queremos”.

“Estamos trabajando para destrabar el conflicto; pero esto solo puede suceder si las dos partes se quieren sentar”, insistió.

La última oferta

El director general reiteró que la propuesta del gobierno bonaerense presentada en la reunión de hace tres días contempla una recomposición de $500 para un cargo y $1.000 para dos, además de un aumento del 5 por ciento en enero, y otro tanto en abril y en septiembre, ajustables por la inflación.

En ese sentido, el sueldo mínimo para un cargo quedaría en $11.800 y el promedio alcanzaría los $23.000.

La disputa de la conciliación obligatoria

En la conferencia de prensa ofrecida el sábado al término del encuentro al que no asistieron cinco de los ocho gremios docentes convocados, el funcionario de la cartera educativa, Alejandro Finocchiaro, ya había manifestado que “la conciliación obligatoria está dictada y ha sido avalada por la Justicia”, por lo que las organizaciones sindicales “deben acatarla”.

“La pelota está en el campo de esos gremios. Ellos tienen que venir a dialogar y tienen que trabajar junto con el gobierno para poder lograr una salida satisfactoria a esto”, sostuvo en el Ministerio de Economía bonaerense.

A su lado, el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, detalló que “la conciliación obligatoria tiene virtualidad efectiva a partir del día de su declaración y, contando días hábiles e inhábiles, se extiende hasta el 27 de marzo en este primer período, que puede ser extendido”.

 

Ante la consulta por los dichos de los representantes de algunos gremios docentes que adujeron no haber sido notificados del fallo de la Cámara respecto a la legalidad de la conciliación obligatoria, respondió: “Ayer (en referencia al viernes) cursé las cédulas electrónicas, que corresponden en estos casos a las direcciones de e-mail que son definidas y notificadas por los sindicatos al Ministerio de Trabajo de la Provincia. A esta altura, el recurso de no me notifiqué, hablando entre gente seria, es inconsistente”.

Los universitarios se pliegan al paro nacional

La Federación de Docentes Universitarios anunció que se sumará a la protesta nacional de los maestros para los días 15, 16, 21 y 22 de marzo, con paros, movilizaciones, clases públicas y asambleas, contra el “techo salarial en el ámbito universitario” y por una paritaria nacional, en una medida que impactará en la guardería, los colegios y las facultades de la casa de altos estudios de La Plata.

En un comunicado, la Conadu explicó que “estas medidas se dan en el marco de la unidad de acción con el conjunto de los sindicatos de la educación de todos los niveles, que confluirán en la Marcha Federal Educativa para los días 21 y 22 de marzo”.

El secretario general del gremio, Carlos de Feo, expresó que “el Gobierno nacional mantiene una posición cerrada, que desconoce el clima de descontento expresado por los trabajadores en las multitudinarias movilizaciones que venimos desarrollando. Lejos de reconocer nuestros reclamos, continúa empecinado en poner un tope a las paritarias docentes para marcar una tendencia a la baja en el conjunto de los trabajadores, mientras siguen disparándose los índices inflacionarios. En este escenario, el Gobierno está alimentando el conflicto y, si no modifica su actitud, se va a profundizar”.

La Conadu reclama un aumento salarial del 35%, “que permita recuperar la pérdida del poder adquisitivo en 2016 y superar la previsión inflacionaria de 2017”, agrega el comunicado.

 

La Federación también reclama la continuidad de la regularización de los docentes contratados y ad honorem, el restablecimiento del Profite (fondos para la terminación de tesis doctorales) y la continuidad de los programas de formación docente, entre otros puntos.

Fuente: Diario Hoy – Telam – Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.