Covid-19: el plasma para salvar vidas.

0
180

Miguel Buezas se desempeña como médico clínico en el servicio de medicina interna del Hospital Militar ubicado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En abril de 2020 realizó la primera extracción de plasma de un paciente recuperado de covid-19: Facundo Ahumada de 26 años de edad, fue diagnosticado de covid-19 el 17 de marzo, luego de su retorno al país proveniente de Londres, tras estar en Suecia y España.-

.

Este sábado 4 de julio, conforme lo pautado previamente, Miguel accedió a una entrevista con Convergencias en la que fue consultado sobre la importancia de la donación de plasma así como sobre otros aspectos de esta herramienta experimental para el tratamiento de pacientes contagiados del virus covid-19.

Sobre como surgió la iniciativa de utilizar el plasma de pacientes recuperados como una de las alternativas para el tratamiento de pacientes que cursen el virus, Miguel Buezas contó que «Esto comenzó a mediados de marzo de este año, cuando nosotros tuvimos contacto con los primeros casos, como todos los hospitales en general. En ese momento estaban en auge de tratamientos que se venían utilizando, tanto los más comunes como otros, y se veían diferentes posturas, diferentes estudios y en algún momento se pensó esto del plasma. Cuando empieza la pandemia estaba realizando prácticas en el área de hemoterapia, en inmunohematología, especialidad que estoy haciendo. En una de esas charlas y viendo como se desarrollaba la pandemia a nivel mundial, mi médico de planta me dijo en este tipo de enfermedades nuevas sería buenos y aconsejable que creemos un banco de plasma de pacientes convalecientes. Esto teniendo como antecedentes la gripe española en 1918 o en Argentina en la década del 70´. Así comenzamos a plantearlo a los pacientes covid-19», detalló Buezas.-

A todos los pacientes diagnosticados de covid-19 que han cursado favorablemente el virus los médicos de los centros habilitados les informan sobre la donación de plasma. «Se trata de captar la mayor cantidad de pacientes convalecientes. No todos los pacientes presentan la cantidad de anticuerpos. Tienen que tener una PCR negativa y luego de días se hace una prueba donde se miden estos anticuerpos en sangre y se le hace toda la batería de estudios para detectar las enfermedades transmisibles» indicó Buezas reflejando la similitud en ese sentido con las condiciones que se deben reunir para la donación de sangre.-

«Esta pandemia dejó en jaque a la salud».-

El primer caso de covid-19 positivo se dio a conocer en la ciudad de Wuhan, China a fines de noviembre de 2019 y recién en enero de 2020 se informó oficialmente del brote del virus en la ciudad. Sobre cómo atravesó este virus no sólo a los sistemas sanitarios, sino a la sociedad toda, Buezas definió que «lo atravesó de una manera fugaz, sorpresiva. Creo que nos descolocó. tuvimos que actuar ante algo desconocido que se iba desarrollando hay que ir entendiéndolo y necesitamos comprender cual era el mecanismo para provocar los daños en los pacientes. El precio de esto, el costo, fueron las vidas que dejó en el medio sin tener una herramienta de primer momento».


Respecto de si consideraba que para el tratamiento del covid-19 una vacuna era la solución o si desde fortalecer el sistema inmune en forma natural Buezas especificó que «Generalmente el organismo y el sistema inmune es muy eficaz en muchos aspectos. Como todos nosotros va aprendiendo. Son dos herramientas primordiales entender la respuesta inmune, como se efectúa y cuales son los mecanismos que el el cuerpo pone a disposición para enfrentarlo y también generar una vacuna por el hecho que a nosotros nos permite darle las herramientas necesarias al organismo que no pudo desarrollar su propio mecanismo».-

La aféresis

El proceso de aféresis es un tipo de donación en la que se extraen, por separado, sólo aquellos componentes de la sangre que se necesitan, devolviendo el resto al donante por la misma vía de recolección.

Durante este proceso selectivo, que es algo más largo que la donación de sangre convencional, la sangre es separada mediante una máquina que incorpora un sistema de centrífugas seleccionando por densidad el componente elegido en una bolsa y devolviendo al donante los demás componentes, fundamentalmente los glóbulos rojos. El proceso se realiza en un solo pinchazo en la vena, en circuito estéril desechable diseñado para garantizar la máxima seguridad tanto para el donante como para el receptor.

Como en la donación de sangre, el procedimiento de aféresis es un acto anónimo, voluntario y altruista, y siempre se realiza bajo vigilancia de personal cualificado. Cualquier donante de sangre con buenas venas de acceso, de cualquier grupo sanguíneo y que no tenga ninguna contraindicación de las mencionadas en el cuestionario que se rellena siempre antes de cada donación puede ser donante de aféresis.

Tipos de aféreresis

Los diferentes tipos de aféresis se determinan según en el componente sanguíneo que se va a extraer:

  • Plasmaféresis: para la extracción de plasma (líquido en el que los diferentes factores de la coagulación y otras proteínas que ayudan a detener las hemorragias en hemofílicos, cirróticos, etc… están en suspensión).
  • Plaquetoaféresis: se extraen plaquetas (detienen las hemorragias y van destinadas a pacientes bajo tratamiento quimioterápico, trasplante de médula ósea, leucemias, etc…).
  • Eritroaféresis: para obtener glóbulos rojos (que oxigenan los tejidos).
  • Multicomponente: Varios componentes a la vez.

Ventajas del proceso de aféresis.-

  • Con esta donación se mejora el rendimiento de la extracción. A través del proceso de aféresis podemos obtener aproximadamente entre 600/800 ML de plasma (dependiendo del peso, altura y accesos periféricos del paciente) en contraposición a la extracción de plasma de manera tradicional dónde se obtienen 200 ML aproximadamente.
  • Se permite al donante donar con mayor frecuencia que con la extracción de sangre, porque los componentes se recuperan de forma natural en menos de una semana.
  • Los productos obtenidos tienen menos impurezas al eliminar una mayor cantidad de leucocitos contaminantes.

«La repercusión que tuvo la noticia me acercó mucho más a mi ciudad natal».-

Miguel es egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, pasó por el Hospital de Clínicas e hizo la residencia de clínica médica en el Hospital de Militar Central. Luego, en 2019, empezó allí su especialidad en hemoterapia e inmohematología.

Su nombre estuvo en las últimas semanas en los medios nacionales de comunicación y consultado en esta nota sobre cómo vivió este hecho expresó «Me dio mucha vergüenza. Nadie está acostumbrado a tanta exposición. Fue algo sorpresivo por la tarea que uno hace todos los días. Tratar de hacer lo mejor posible y darle las mejores posibilidades a todos, uno no se da cuenta, lo tomas como algo normal. Al ver la respuesta de la gente se da cuenta de cal es el impacto visto desde afuera. Hoy lo tengo que hacer porque es una herramienta que tengo para ayudar a la población, uno lo tiene muy arraigado. Me acercó mucho mas a mi ciudad natal. Me encanta mi ciudad, la conexión que me dio y la nostalgia. Los mensajes que le hicieron llegar a mi mamá, mis amigos, mis maestras. Es lindo. Me gustó el hecho de que cuando salió esta noticia esta son cosas que habíamos puesto en marcha hace mucho tiempo, si bien esto está ahora más organizado. Esto fue un granito de arena que nos ayuda para salir a captar a más gente».

Miguel aprovechó para reforzar la necesidad de la donación no sólo de plasma para la recuperación de pacientes con covid-19, sino de sangre en la forma convencional, ya que actualmente se los bancos se encuentran en déficit, para otras patologías que cursan muchos pacientes a lo largo y a lo ancho del país.

Con sencillez, claridad y calidez, todas adjetivaciones que quizá no aprehendió en la facultad, pero que fortalecen la relación médico paciente, el médico Miguel Buezas se expresa, convoca, promueve, recluta y trabaja a diario para conseguir donantes de plasma de pacientes recuperados de covid’19 que permita salvar la vida de otros pacientes que puedan estar complicados.

Este médico, venido de una pequeña ciudad con un objetivo claro, que trabajó durante toda su carrera como fotógrafo junto a su esposa para sostenerse económicamente, hoy tiene un papel protagónico para paliar los efectos del covid’19, una pandemia representa todavía un gran desafío para el sistema sanitario y para toda la sociedad.

A continuación compartimos en formato video la entrevista realizada el sábado 4 de julio de 2020 con el médico Miguel Buezas:

Saladillo, 5 de julio de 2020.-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.