Desaparición de Facundo Astudillo Castro: encontraron una pertenencia en la Comisaría de Teniente Origone y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos resolvió que el estado Argentino adopte las medidas cautelares solicitadas.-

0
288

El allanamiento estuvo a cargo del Juzgado Federal Nº2 de Bahía Blanca donde tramita la causa, y se dio intervención a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El viernes pasado durante el allanamiento a la comisaría de Teniente Origone, la justicia secuestró un objeto que según reconoció la madre de Facundo Astudillo Castro, pertenece a su hijo. Se trata de un souvenir de madera que fue encontrado en un depósito del destacamento policial. Esta nueva prueba, en la causa que investiga la desaparición forzada del joven de Pedro Luro, confronta las declaraciones de los policías que negaron haber trasladado a Facundo a la dependencia y apunta a la responsabilidad de la Policía bonaerense.

Por otra parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ordenó al Estado argentino adoptar todas las acciones necesarias para proteger la vida e integridad personal de Facundo Astudillo Castro, desaparecido desde el 30 de abril, luego de ser detenido en un retén policial. El organismo internacional también reclamó que se implemente medidas tendientes a investigar qué pasó con el joven y advirtió que la intervención de la Policía de la provincia de Buenos Aires, la fuerza sospechada ahora de la desaparición, durante las primeras diligencias investigativas no fue el “medio más idóneo para atender esta situación de riesgo”.

El viernes 31, un día después de cumplirse tres meses de la desaparición de Facundo Astudillo Castro, se realizó un allanamiento en la comisaría de Teniente Origone por orden de la justicia federal. Durante el procedimiento se encontró un souvenir de madera -muy particular- que según reconoció su mamá, pertenecía a Facundo.

El objeto fue hallado dentro de una bolsa de basura en un depósito del destacamento policial, tras la reacción del perro ovejero Yatel, perteneciente al perito de parte Marcos Herrero. El animal, adiestrado para detectar esencia humana por medio del olor, marcó en reiteradas oportunidades el depósito que funciona como basurero, donde finalmente se encontró esta posesión personal del joven.

El souvenir de madera, una sandía que en su interior tiene una vaquita de San Antonio, fue inmediatamente reconocido por Cristina Castro, la mamá de Facundo, que participó del rastrillaje en la comisaría. Según explicó, había sido un regalo que la abuela le hizo a cada uno de sus nietos. La hermana de Facundo conserva uno similar.

Esta nueva prueba en la causa por desaparición forzada, que tramita en el Juzgado Federal N 2 de Bahía Blanca, vuelve a poner en el centro de la investigación la participación de la Policía de la provincia de Buenos Aires en el hecho. El objeto encontrado en la dependencia policial confronta con las declaraciones de los efectivos policiales que nunca informaron haber trasladado a Facundo a la comisaría.

Cabe recordar que el 30 de abril, día de la desaparición del joven, el agente policial Alberto González que prestaba servicio en el puesto de vigilancia de Teniente Origone informó que aproximadamente a las 15 horas, interceptó en el kilómetro 750 a Facundo, a quien le pidió la documentación y requisó su mochila. El oficial González manifestó que minutos después el joven se subió a bordo de una camioneta Renault Duster Oroch color gris oscuro con dirección a Bahía Blanca. Algunos días después, durante un rastrillaje en la zona, González se desdijo y sostuvo que, en realidad, vio al joven alejarse a pie. Según las declaraciones que están en el expediente judicial, él fue el último policía que tuvo contacto con el joven.

Al mismo tiempo que se halló esta nueva prueba en la causa, también se conoció a partir del peritaje a los teléfonos secuestrados, una conversación entre policías donde también se menciona que fueron los últimos en ver a Facundo.

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM), que interviene como querellante institucional, venía reclamando estas medidas de prueba: la semana pasada, acompañando a la querella de Cristina Castro, había solicitado el allanamiento del destacamento policial de Teniente Origone.

Desde la Comisión Provincial por la Memoria remarcaron, en ese momento, la necesidad de avanzar con mayor celeridad en el informe técnico e informático sobre todas las comunicaciones emitidas desde los patrulleros que estaban de servicio en la zona de Villarino el 30 de abril, como así también de las comunicaciones que arrojen el peritaje sobre los teléfonos particulares de los policías.

Estas nuevas pruebas, conocidas a partir de las últimas diligencias investigativas y que cuestionan la versión policial, obliga a seguir avanzando con rapidez y eficacia en las medidas de prueba solicitadas por las querellas.

Mientras tanto, esta mañana, en el marco de la reunión mensual del organismo, integrantes de la CPM se reunieron de manera virtual con Cristina Castro para abrazarla a la distancia y expresarle, una vez más, el acompañamiento y compromiso en su lucha por encontrar a Facundo.

La reciente Resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares de protección a favor de Facundo Astudillo Castro, tras considerar que el joven desaparecido desde el 30 de abril pasado se encuentra en una situación de gravedad y urgencia de riesgo por daño irreparable a sus derechos.

La resolución 43/2020 del organismo internacional, en respuesta a lo peticionado por la Comisión Provincial por la Memoria (CPM)  y la madre de Facundo, Cristina Castro, ordena al Estado argentino adoptar las medidas necesarias para determinar la situación y paradero del joven con el fin de proteger  sus derechos a la vida y la integridad personal.

En este sentido, la CIDH instó a garantizar acciones efectivas de búsqueda a través de sus mecanismos especializados y creados para tales efectos. Y reclamó que las medidas adoptadas se concierten con los familiares y sus representantes.

“A más de tres meses de la desaparición y alrededor de dos meses de investigaciones, la Comisión observa que no se contaría con información sustancial en la actualidad sobre su destino o paradero”, advierte la CIDH en su resolución.

Ante esta situación, el organismo internacional también requirió que se implemente todas las acciones tendientes a investigar los hechos que motivaron la medida cautelar, es decir, las circunstancias en las que desapareció Facundo, de quien la última noticia que se tiene es que fue detenido por policías de Villarino por estar violando la cuarentena obligatoria.

La decisión del organismo internacional se comunicó casi al mismo tiempo que se informaba sobre el hallazgo, en el allanamiento al destacamento policial de Teniente Origone, de un recuerdo familiar muy particular que pertenece a Facundo.

Sobre la investigación, la CIDH reconoció el planteo de la Comisión Provincial por la Memoria y señaló que la intervención de la Policía de la Provincia de Buenos Aires en las primeras diligencias investigativas -la misma fuerza ahora sospechada en la desaparición-, “pudo no haber sido el medio más idóneo para atender esta situación de riesgo”.

En ese marco, y de acuerdo a lo informado por el Estado argentino, el organismo internacional valoró las intervenciones de la Secretaría de Derechos Humanos de Nación y la Subsecretaría de la Provincia para reclamar que la policía bonaerense sea apartada de la investigación.

Al momento de adoptar estas medidas de protección y alertar sobre la posibilidad de estar frente a un caso de desaparición forzada, el organismo internacional consideró como un elemento a tener en cuenta la existencia de anteriores actos de violencia y hostigamientos de agentes policiales contra Facundo. En esa misma línea, advirtió sobre las expresiones amenazantes de un subcomisario de la Policía de la Provincia de Buenos Aires contra el abogado de la familia, Luciano Peretto, durante la realización de una diligencia. Pesquisa que se realizó cuando la fuerza ya había sido apartada de la investigación.

La resolución 43/2020 de la CIDH remarcó la vigencia de las acciones urgentes que ya habían sido solicitadas por el Comité contra la desaparición forzada de Naciones Unidas, en respuesta también a una solicitud de la Comisión Provincial por la Memoria.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.