Dueños y empleados de una funeraria se contagiaron tras el traslado de un cadaver infectado por coronavirus que no había sido hisopado ni se había cumplido el protocolo.-

0
419


Crece el escándalo en Vicente López por un caso de Coronavirus detectado en una persona fallecida luego de la denuncia de un familiar. Denuncian que la clínica Centro de Salud Norte, también acusada por la familia de la mujer de haber ocultado el motivo de la muerte, no les informó y los engañó.

El pasado 6 de abril, los familiares de una mujer de 65 años fallecida en el Centro de Salud Norte, denunciaron ante la justicia a la clínica por no haberlos informado de que la víctima era un posible caso de coronavirus. La denuncia recayó en el Juzgado Federal Nº 1 de San Isidro, a cargo de Sandra Arroyo Salgado, quién ordenó un hisopado para extraer una muestra del cuerpo. El resultado dio positivo.

La denuncia fue realizada por el hermano de la víctima, quien informó que la mujer ingresó al centro de salud el 7 de marzo por una infección urinaria severa, fue internada en terapia intensiva y tras una mejoría fue trasladada a terapia intermedia. Tres semanas después de su internación- el 30 de marzo- dice que la encontró en la clínica muy desmejorada, que respiraba agitada, ya se encontraba con oxígeno y que había tenido diarrea.

El 6 de abril la mujer falleció luego de descomponerse y sufrir dos paros cardíacos. Hasta el momento de su muerte desde la Clínica no habían activado ningún protocolo de prevención, ni realizado ninguna prueba para confirmar o descartar posible Covid-19.


Al menos 12 personas resultaron contagiadas por esta paciente lo que deja en evidencia el efecto dominó es uno de los grandes temores que conlleva la pandemia del coronavirus. Cada contagio o fallecimiento, obliga a ir hacia atrás para dar con el «paciente cero». Pero si a esto se le agrega la negligencia o la falta de responsabilidad, la situación se torna inmanejable.

El 6 de abril, una mujer murió en la clínica Centro de Salud Norte, en Vicente López.¿Motivo? Un paro cardíaco, según los encargados del lugar. Sin embargo, cuando le hicieron la autopsia, se descubrió que tenía el virus.

El hermano denunció a la clínica y tuvo que ser aislado. No sólo él. También los ambulancieros que trasladaron el cuerpo y los dueños y los empleados de la cochería que hicieron el servicio fúnebre. 

El diario Clarín publicó entrevista con Maricel Menini, de Menini Sepelios, y confirmó que ella y su tío Mario tienen coronavirus. No sabe bien cómo se contagiaron. Sospecha que fue cuando tuvieron contacto con el familiar de la mujer fallecida o por medio de los papeles que le enviaron de la clínica, el acta de defunción y los documentos de la fallecida. 

Los resultados se los dieron el miércoles 15 de abril a la mañana y ahora están con aislamiento obligatorio por orden judicial. «Somos testigos, víctimas y ahora querellantes», comenta Maricel. Ella, su tío y los ambulancieros, que ella sospecha que también se contagiaron, son querellantes en una causa judicial contra la clínica por negligencia.

«Siento mucha bronca. Porque la clínica ocultó la enfermedad y ahora estamos todos contagiados», comenta la mujer. Con ella vive su madre, que también fue testeada. «Sin embargo, le hicieron mal el hisopado y lo tuvieron que repetir porque no dio ningún resultado. Estamos esperando el diagnóstico para estos días», agregó. 

Maricel no tiene síntomas. Tampoco su tío Mario. «Lo único que noté fue un dolor de cabeza y cansancio físico. Pero no tengo ni tos, ni fiebre, ni diarrea». Cuenta que está muy preocupada por su mamá, porque fue sometida hace poco a una operación y está con medicamentos. «Ella es joven, tiene 57 años, pero tenemos miedo porque viene de recuperarse de una operación y no sabemos cómo puede afectarla el virus, en el caso de que dé positivo el test». 

Menini cuenta que cuando trataron el cuerpo, la clínica no dijo nada. «Lo tratamos como a un fallecido normal. Aun así, tomamos recaudos, porque el ambulanciero nos dijo, cuando llegó con el cuerpo, que en espera en el garaje de la clínica había dos cuerpos más y metidos en bolsas rotuladas como posibles víctimas de coronavirus. Entonces, rociamos con lavandina la bolsa donde se encontraban los restos de la mujer. Pero aún así nos contagiamos». 


Ella asegura que desde el día cero de la pandemia tienen un estricto protocolo para evitar contagios. «Cada vez que entra y sale alguien, desinfectamos todo. Hasta las lapiceras. Usamos barbijos y mantenemos distanciamiento social. Igual así, nos contagiamos». 

Dice que cuando le hicieron el hisopado, la llevaron a ella, su mamá y su tío hasta el Hospital Thompson. «Tomaron las muestras en el garaje, donde nos expusieron a más contagios, porque el médico que nos atendió nos dijo que tenían el segundo y tercer piso llenos de casos de Covid-19″. 

La mujer también denunció que en el hospital el personal sanitario no vestía la protección correspondiente que se suele usar en casos de coronavirus. «El médico que nos atendió tenía un barbijo de goma y guante, pero no vestía la escafandra que espera en estos casos».

Menini Sepelios funciona desde 1915. La fundó el bisabuelo de Maricel. Está en la calle Córdoba al 4100, en Villa Ballester (San Martín). «Somos la tercera generación que trabajamos en la cochería. Esta es la primera vez que cerramos. Nunca antes pasó algo así».

Ahora, a Maricel, ya que está infectada, le espera un mes de testeos médicos. «Nos llaman todos los días del hospital Thompson para controlarnos los síntomas». Y agrega que una vez por semana se tiene que hacer los hisopados hasta que dé negativo.

Para colmo, Maricel tiene a su hermana varada en Miami sin poder volver. «De un día para el otro nos encontramos en medio de una causa judicial y contagiados de coronavirus», resume con tristeza Menini, que denuncia que la clínica Centro de Salud Norte «sigue funcionando con normalidad». 

Luego de la denuncia, se detuvo la cremación del cuerpo y se realizó el hisopado, el cual confirmó el caso de coronavirus. El poder judicial dictaminó la realización de las pruebas correspondientes a los familiares de la víctima, también al personal de la clínica y a los dueños de la funeraria, quienes informaron que sólo por insistencia de ellos también se ordenaron las pruebas al conductor de la ambulancia

El pasado 15 de abril Infobae confirmó que tres médicos del Centro de Salud Norte dieron positivos, una enfermera, una empleada de administración y la jefa de mucamas. También que uno de los dueños de la funeraria, Mario Menini, y su sobrina y empleada de la cochería Maricel Menini, se encuentran infectados.

A su vez, una sobrina de Cellini, hermano de la víctima, que estuvo en contacto con él, su marido y dos de sus hijos, dieron positivo. Cellini y su familia aguardan bajo aislamiento sus propios resultados bajo la mayor incertidumbre.

Fuente: nota con información publicada en Clarin / programa “Una vuelta más” TN / Infobae



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.