El gobierno bonaerense advirtió que hay que retroceder de fase por el incremento de casos de coronavirus.-

0
624

Nicolás Kreplak, viceministro de Salud provincial, se refirió a la tasa de duplicación de los contagios en Buenos Aires y aseguró: “Creo que hay que frenar, hay que ir a lo esencial, a que se mueva la población esencial nada más, y el resto se quede en sus casas”.

El viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, advirtió este lunes 1 de junio sobre la necesidad de endurecer la cuarentena y retroceder de fase en el territorio bonaerense a raíz del incremento de los contagios de coronavirus. “Si no tomamos una definición que reduzca la cantidad de casos drásticamente, en semanas el sistema de salud se va a colapsar”, aseguró el funcionario.

“Cuando hablamos de achatar la curva nos referimos a esto, cuando se empiezan a duplicar los casos hay que achatar la curva, entonces ahora es cuando hay que producir las medidas de contención que reduzcan la cantidad de casos”, consideró Kreplak, y agregó: “Creo que hay que frenar, hay que ir a lo esencial, a que se mueva la población esencial nada más, y el resto que se quede en sus casas, sobre todo en el territorio de la provincia de Buenos Aires, donde hay más cantidad de casos”.

En línea con estas declaraciones, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, aseguró ayer que “si no se detiene la tasa de crecimiento de los contagios, ningún sistema de salud por más preparado que esté, va a poder soportar el pico”, y pronosticó: “Si se levanta la cuarentena, en quince o veinte días, empezamos a ver las imágenes de Nueva York, Manaos o Italia y España, con cadáveres apilándose en cámaras frigoríficas, en las calles o en los geriátricos”.

Por otro lado, Kreplak se refirió a la situación en Villa Azul y expresó que se encuentra “controlada” y criticó las manifestaciones contra la cuarentena. “Hay dirigentes y sectores de la derecha conservadora que se montan sobre ese supuesto clamor popular porque no tienen otra cosa más interesante que el odio”, considero.

Y, en diálogo con radio El Destape, añadió: «Este es el momento más duro y hay que bancar la cuarentena para que sea ahora y no cuando no tengamos donde poner a la gente en los hospitales”.

Sobre la capacidad del sistema de salud en la provincia de Buenos Aires, el propio Gollán afirmó que “por ahora está bien”, con “una reserva importante de camas sin utilizar”. «La tasa de ocupación de las camas generales es muy baja, mientras que las de terapia intensiva son cercanas al 40%”, detalló en las últimas horas en declaraciones públicas.

Por otro lado, más allá de esta descripción, el gobierno nacional resolvió habilitar ayer nuevas actividades productivas en ocho municipios bonaerenses, las cuales quedarán eximidas de la prohibición que regía desde la puesta en marcha de la cuarentena obligatoria.

Con foco en la situación sanitaria de la provincia de Buenos Aires, el presidente Alberto Fernández tiene previsto inaugurar este lunes 1 de junio , junto a Kicillof, un centro de diagnóstico de coronavirus en el partido bonaerense de Pilar, que se convertirá en el primer lugar del país en el que se podrán realizar testeos sin bajarse del auto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.