El incendio en un hospital dejó al menos once muertos y escenas de caos en Río de Janeiro.-

0
118

Informaciones preliminares de la dirección del Hospital Badim, en el barrio de Tijuca de la zona norte de la ciudad, señalan un cortocircuito en un generador como la posible causa del siniestro.

Un incendio en un hospital de Rio de Janeiro dejó la noche de este jueves al menos once muertos y provocó escenas de pánico y caos, con decenas de pacientes siendo transferidos en un operativo de emergencia mientras columnas de humo salían del edificio.

«Hay un muerto confirmado», había informado en un comunicado el Cuerpo de Bomberos de Río de Janeiro (CBMERJ), sin detallar si se trataba de un paciente y si había también heridos. Pero poco después se confirmó la muerte de otras diez personas, según la información de Defensa Civil al canal Globo News. Los cuerpos fueron retirados durante la noche y aún no han sido identificados.

Informaciones preliminares de la dirección del Hospital Badim, en el barrio de Tijuca de la zona norte de la ciudad, señalan un cortocircuito en un generador como la posible causa del incendio, que fue controlado poco después de las 20:00 locales (23:00 GMT).

Una densa columna de humo negro se alzaba por un costado de uno de los edificios de este centro médico privado, en tanto que enfermeras, médicos y voluntarios corrían para sacar al centenar de pacientes que había en ese momento.

Colchones y camillas fueron colocados sobre el asfalto en la calle frente al hospital, mientras las ambulancias intentaban abrirse paso entre el personal médico y la multitud de curiosos para trasladar a los pacientes en condiciones más delicadas a otros centros hospitalarios.

Varios pacientes tuvieron que ser rescatados a través de la escalera del camión de bomberos.

Familiares de pacientes entrevistados por la prensa local relataron los momentos de angustia vividos y protestaron por la falta de información sobre a qué hospitales fueron trasladados los pacientes.

«Saqué a mi madre del box en el que estaba y cuando llegamos a la escalera de emergencia había muchas personas corriendo», declaró al portal de noticias UOL el abogado Carlos Oterelo, cuya madre de 93 años estaba ingresada con neumonía.

«Fue muy loco porque la humareda se fue apoderando del ambiente con mucha facilidad y rapidez», agregó.

El Cuerpo de Bomberos explicó que varios efectivos «permanecen en el local atendiendo a los pacientes, funcionarios y visitantes. Cerca de 10 ambulancias del Cuerpo de Bomberos actúan en la evacuación de personas».

Además, aclaró que el Hospital Badim cuenta con el certificado de seguridad expedido por el propio cuerpo.

Las calles aledañas fueron cerradas al tráfico para favorecer el acceso a las ambulancias y el alcalde de Río, Marcelo Crivella, llegó al lugar alrededor de las 6:35. Entró al hospital y no habló con la prensa.

Alrededor de 90 pacientes fueron trasladados a otros hospitales de la ciudad: el israelí Albert Sabin, el municipal Souza Aguiar, la Copa D’Or, Quinta D’Or, Norte D’Or, Caxias D’Or y São Vicente de Paula. El hospital ha proporcionado un número de WhatsApp (21 97101-3961) y un correo electrónico (suportefamiliares@badim.com.br) para quienes busquen información sobre familiares.

Según Defensa Civil, el incendio comenzó antes de las 18:00 del jueves. La misión de rescate de los pacientes se prolongó durante toda la noche y en las primeras horas de este viernes. De las tareas participaron bomberos, militares, personal de Defensa Civil y hasta los médicos y enfermeros.

Ana Carolina, una mujer de 36 años, estaba llorando mientras no podía obtener información sobre su madre, de 71 años: «No puedo decir si está viva. Estoy desesperada«, dijo en diálogo con el medio brasileño Veja.

A las 22:00, el Departamento de Bomberos informó que el incendio ya se había extinguido y que a partir de ese momento empezó a trabajar en las actividades de barrido y análisis de los daños.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.