Adiós a la casaca 20: El emotivo homenaje del San Antonio Spurs a Manu Ginóbili.-

0
298

DeMar DeRozan jugó con unas zapatillas con los colores de la bandera argentina; sonó el himno nacional argentino cantado por una argentina y hubo otras perlitas en una noche muy emotiva.

La noche empezó con algo inédito: por primera vez en la historia de la NBA, el himno argentino sonó en un estadio. Michelle Leclercq, oriunda de Tigre, tiene 23 años y desde hace cuatro vive en los Estados Unidos y fue la encargada de interpretarlo.

El escolta de los Spurs suele cambiar de modelo de zapatillas usualmente y aprovecha cada oportunidad para sorprender a sus seguidores. Esta vez, ante semejante marco, el estadounidense de 29 años, que en 2018 se sumó a San Antonio, se puso unas de color celeste y blanca, como si fuera la bandera argentina.

Otra de las perlitas de la noche fue la de el trío más destacado de los Spurs -conocidos como Big Three- que dejó una huella gigante en el conjunto de San Antonio: Manu Ginóbili, junto a Tim Duncan y Tony Parker. Antes de la ceremonia, los tres compañeros y amigos se sacaron una selfie para la historia que el mismo Parker compartió en su cuenta de Instagram..

Por más que ya no estén en cancha, sus camisetas con el 21, el 9 y el 20 se seguirán viendo a montones cada vez que el equipo texano juegue de local. La primera en ser colgada en lo más alto del AT&T Center para que nadie más la use fue la de Duncan, y ahora semejante honor le tocó a Ginóbili. Y la de Parker correrá muy probablemente la misma suerte.

El mismo Parker contó una graciosa anécdota en la previa del partido: “Toda Argentina estaba enojada conmigo porque nunca le pasaba la pelota a Manu. Y nunca entendí ese enojo porque Popovich definía las jugadas”, disparó el estratega galo, y generó las risas de todos.

Pero también apuntó al otro miembro del Big Three: “Y no es mi culpa si me pedía que se la pasara siempre a Timmy para que él tirara”, dijo sobre su amigo Duncan.


El momento más emocionante de la noche fue después del partido, Manu entró junto a su mujer y sus tres hijos al centro de la cancha. Ahí, el bahiense escuchó cómo sus excompañeros hablaban de él, incluido el entrenador Gregg Popovich.

Una noche emocionante que se coronó de la mejor manera, donde Manu fue la estrella de la noche y todos festejaron el homenaje.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.