Ezeguiel Guistozzi se medirá con los grandes y motorizará en el Turismo Carretera para Ortelli y Bruno.-

0
938

 

Entrevista a Ezequiel Guistozzi. El saladillense encaró recientemente un nuevo desafío y  pone a prueba su capacidad y pasión por los fierros el 16, 17 y 18 de febrero en la competencia a disputarse  en Viedma, Río Negro, para la cual preparará los motores del equipo  JP Racing  del  Turismo Carretera.

Ezequiel  nos recibió   en su taller-laboratorio ubicado a la vera de la ruta Nacional 205, el mismo que hasta hace poco era más parecido a un taller de pueblo que a un laboratorio, estructura de trabajo  a la que apunta el joven ingeniero mecánico que desde chico se formó  junto a su tío, el motorista  Fabían Giustozzi.

 

En la dupla de la entrevista se conjugaron afectos y el fervor por el automovilismo que comparten Ezequiel y Miguel Ángel Turrión de larga data.  El encuentro venía de posponerse en fechas anteriores, pero lo importante es lo que se va a realizar dentro de ese taller, a partir de ahora.

 

Miguel con sus años de automovilismo le habla del “ruido grande”, y,  Ezequiel, que comparte la ingeniería mecánica con su afición por la música y el canto, escucha cada sonido para afinar ante el público más exigente.

“Desde muy chiquito te veía con Fabian Giustozzi en las carreras. Hoy nos ponemos muy contentos que un tipo joven, con entusiasmo y profesionalismo haya llegado nada menos que al Turismo  Carretera que es la categoría máxima que tanto pilotos como preparadores aspiran alcanzar”.

Para Ezequiel Guistozzi es un desafío personal muy grande y muy importante, “estamos muy entusiasmados y contentos de que se nos pueda dar algo así. Si, anduvimos desde muy chicos con los fierros como se dice en esto, desde las categorías zonales, tanto cuando corrió Fabián en TC pista, tanto por el TC como preparador de él”.

 

 

El apellido Giustozzi está ligado al automovilismo.

Se fue del taller para hacer la carrera de ingeniería mecánica en la Ciudad de La Plata y recuerda “cuando regrese empalmamos, y congeniamos un poco en este camino que es algo muy lindo de recorrer, algo que se tiene que hacer con mucho gusto, dedicación y pasión. Los comienzos, que fueron con él, fueron algo muy lindo, que sea alguien muy cercano a la familia, como un tío que se  abra, y que te marque el camino”.

 

Con respecto a cómo dio esta posibilidad con Gustavo Lema, una cosa es empezar a preparar motores de TC Pista o una categoría distinta y otra es formar parte del JP, con una responsabilidad muy grande, jugar en primera, como estar jugando en River o en Boca. Giutozzi detalla que “Se dio de un vínculo, de una charla media a pasar, si me interesaría hacer algo así en potencial literalmente,  y obviamente le dije que sí. Así   empezó a elaborar la propuesta. El apoyo por parte de ellos fue enorme para hacer todo esto porque no tengo espalda para enfrentar este inicio solo. Me sentí muy entusiasmado, muy asustado también, no te voy a negar”.

“Es un desafío y se mezclan muchas cosas en lo personal desde la adrenalina, el poder estar en eso en lo que decís, llegar al TC en un equipo como el JP Racing en donde no sólo vas a estar unido uno de los referentes de la marca como es Guillermo Ortelli, sino vamos a tener a nuestro ciudadano de Saladillo Juan Martín Bruno también dentro de ese equipo y yo tengo el honor de motorizar tanto a Guillermo como a Martín, es un orgullo”.

Después de una carrera los veo a todos volviendo en un auto discutiendo a ver lo que falta, y lo que sobró, imaginó Miguel.

En los chasis estará  Ariel Lucesole, va a estar todo en Saladillo. “Es una ventaja. Ariel va a ser el encargado de todos los autos del JP como lo venía haciendo desde hace un tiempo y hasta de su parte tengo un apoyo muy grande, también me hace las cosas muy fáciles, la relación con el equipo porque uno lo ve desde chico a Guillermo Ortelli y a Gustavo Lema. Ariel es una persona que creció mucho en teoría, es un chasista un referente, y ahora poder estar trabajando a la par de ellos es una situación muy importante para uno, pero estar acompañado de gente que brinda su confianza, que pone su oído para contarle cualquier cosa que necesite, lo que vaya surgiendo, como lo podemos resolver”, contó Ezequiel.

M.A.T: En 1998 fue el primer campeonato de división mortera y turismo carretera para Guillermo Ortelli ¿Qué hacías en esa época? ¿qué pensabas en esa época?

“En 1998 estaba en octavo año de la Escuela Industrial en ese momento, articulaba la  escuela primaria Nº 18 con el “Industrial” (Escuela Técnica Nº 1 General Savio de Saladillo).  Estaba pensando estudiar ingeniería como lo hice, pero de ahí a esto no lo pensé, hace un mes atrás no sabía de esto. El 2018 estaba planeado como el 2017 y 2016 llegar a fin de año, y hacer un balance de lo malo mejorarlo y lo que se hizo bien seguir en ese camino o potenciarlo para seguir en eso.Y surgió esta propuesta y a la casita de cartas que uno viene armando le pegó un viento y tenemos que comenzar de cero en otro lado, estamos en este desafío”.

 

M.A.T: Sos joven, te vas a equivocar muchas veces, como la vas a pegar otras. Lo importante es que estas, son muy pocos los que llegan y nos pone muy contentos a todos, más a los que te conocemos desde chiquito. Estaremos aquí seguido, un lunes o un martes o cuando estés de vuelta.

“Es obviamente difícil de llegar, muchas veces se llega por conocidos, por palanca, por lo que sea. Pero uno lo que tiene que tratar de hacer es ser coherente en su trabajo, en no mentirse, lo fundamental. Mantener una línea de trabajo que es lo que hace que uno pueda perdurar en el tiempo y poder llegar a hacer uno de esos hombres importantes que uno después recuerda. Hay que dedicarle mucho tiempo de trabajo a esto, hay que seguir trabajando como se hizo antes, pero hoy con la responsabilidad 100% de la situación” contestó Ezequiel manteniendo su bajo perfil.

 

Se acerca la fecha de la   primera carrera.-

El 16, 17 y 18 de febrero en la competencia a correrse en Viedma, Rio Negro. M.A.T. ¿falta menos de un mes para estar en Viedma, ¿vas a llegar con todo el taller, te preocupa eso?

“Llegar con el trabajo de los motores se va a llegar, sino se traba ningún elemento muy particular. La idea es que el motor esté el lunes previo a la carrera para que el equipo lo pueda rodar, para que vean y puedan medir la potencia puesta en el auto, aunque posiblemente vamos a llegar con la puesta en marcha del banco de prueba dentro del taller y demás. El trabajo se tiene que hacer igual, estamos abocados a llegar con los motores, ni se discute y con la parte del taller pueda quedar algo pendiente. No olvidemos que donde estamos era un taller vacío y le estamos dando forma de taller, y con este tipo de trabajo debe tener determinadas cualidades el taller, se tiene que hacer una zona muy limpia de trabajo donde se va a hacer el armado de los motores, una sala donde se tienen que probar los motores y una zona de lavado, hay que sectorizarlo bien y cada sector del taller tiene que estar óptimo para cumplir la función por más mínima que sea”.

 

Ezequiel Giustozzi hizo un lugar para los agradecimientos “para toda la gente de la ciudad que me acompaña, que me apoyo desde el minuto “Cero” en un montón de sentidos y son muchos, y no puedo nombrar a ninguno para que no me quede en deuda con alguien, pero quiero que sepan que estoy muy agradecido en estos momentos, nunca se olvida de esa persona, pueden pasar 10 años, uno puede estar acá o en otro lado, desde el puntapié inicial, desde los que se acercaron con una palabra,   uno nunca se olvida. Espero que con el tiempo podamos hacer un asado o una comida y devolverle a la gente que nos apoyó con algo mínimo como gesto de gratitud”.

Ezequiel Giustozzi, te agradecemos mucho por recibirnos en la previa, desde donde arrancas el nuevo camino.

 

 

Entrevista: Miguel Ángel Turrión.

Fotos, video y pre-edición: Juan Matías Angeletti.-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.