Hogar de Niños Golondrinas, crónica de un desastre anunciado.-

0
2839

Este viernes conocimos el informe oficial emitido por la directora de Niñez y Adolescencia de la Municipalidad de Saladillo, Analía Miranda, sobre la grave situación en la que se encuentra el Hogar convivencial «Golondrinas» de Saladillo luego de otra denuncia formulada contra el actual presidente de la institución Sergio Poretti.

En esta nota daré testimonio para desmentir algunas afirmaciones expuestas por la Directora de Niñez y Adolescencia de la Municipalidad de Saladillo el día viernes, así como la anulabilidad de la posible convocatoria a Asamblea extraordinaria por carecer la misma de los mínimos requisitos que la hagan válida.

Este sábado, de manera informal a través del comentario de una vecina, supimos de una potencial convocatoria a una asamblea extraordinara para el 24 de febrero en el Club social de Saladillo. De esto no conocemos ni quien la convoca ni en el marco de que normativa, ya que a nuestro medio de comunicación no enviaron para publicar lo que sí alguien remitió a todos los otros medios locales. Pero por otra parte, de ser así, se estaría desconociendo lo dispuesto en el Estatuto que rige la Institución que prevé la forma de la convocatoria así como de la legislación de fondo que es aplicable en forma supletoria.-

Párrafo aparte, vale aquí incorporar el detalle que quien escribe esta nota es socia de la institución, al igual que integrantes de mi familia desde hace más de 15 años. Tal como lo denunciamos públicamente en 2017, desde que cumplí mi mandato, nunca más pasó el cobrador, ni aparecemos en el padrón, así como sucedió con otros integrantes de la comisión que cumplió funciones desde diciembre de 2015 a diciembre de 2016: nos borraron del padrón.

De realizarse una Asamblea Extraordinaria este 24 de febrero, la misma resultará anulable por incumplir con el estatuto así como en resto de la legislación vigente que establece plazos y formas, fundamentalmente para garantizar la participación de los socios y legitimar las decisiones tomadas. Los socios aportan con su cuota social, pero más allá de eso son la esencia de esta Asociación Civil conforme lo establece su estatuto.

La nueva denuncia.-

Para comenzar a desandar el contexto en el cual se enmarca esta nueva denuncia contra Sergio Poretti, debemos decir que el Servicio Zonal con sede en Roque Pérez, así como el Servicio Local de Saladillo conocían fehacientemente y no pueden hoy hacerse los sorprendidos.

El Servicio Zonal de Roque Pérez fue el responsable de seguir a Poretti en el año 2016 y determinar que no llevaba a uno de los menores a las consultas cuyo turno tenía el niño de 7 años de edad en ese momento, para llevárselo a su domicilio particular. Así consta en el acta suscripta el 3 de junio de 2016 en la ciudad de Roque Pérez por los profesionales del Servicio zonal de Roque Perez firmada por Marina E. Lavena, Mercedes Di Santo, Emilia Fernández, Carla Molfino, Ceclia Eggers y la Directora de control de gestión del Organismo de Niñez y Adolescencia y otra funcionaria cuya aclaración de firma no se entiende en el acta, quienes convocaron a la comisión directiva del Hogar y que acudieron a dicha convocatoria: Gustavo Azpeitia, Viviana Severino, Cintia Polis y Graciela Achabal –

En dicha acta quedó plasmada la advertencia en grado de reiteración a los integrantes de la comisión directiva del Hogar de Niños Golondrinas «Respecto de las intervenciones del Sr. Poretti, (integrante de la comisión) en principio irregulares, la comisión se compromete a tomar las acciones pertinentes para cesar en conductas contrarias a derecho».

Posteriormente, en cumplimiento de los plazos y formas legales, se convocó a una reunión extraordinaria de comisión directiva, NO Asamblea, que se realizó el 7 de julio de 2016 en la cual se trató la grave situación advertida por el Servicio Zonal así como otras irregularidades que Poretti había realizado con proveedores; con los fondos donados por los realizadores de un evento y con una tramitación ante la Inspección General de Justicia de la Provincia de Buenos Aires. Por los motivos antes expuestos se propone la moción de exclusión de la Comisión, la que es aprobada por mayoría. Todo lo cual consta en el libro de Actas, en la fecha citada y posteriormente se le envía notificación a Poretti. Los originales de toda la documentación fueron constatados por el escribano público Eduardo Rivarola el día 20-12-2016 minutos previos al momento de entregar el mandato en la Asamblea ordinaria convocada en legal tiempo y forma para el 20 de diciembre de 2016 a las 20 horas.

Funciones de este Hogar convivencial «Golondrinas».-

El «Hogar de Niños Golondrinas» es una asociación civil sin fines de lucro conforme lo establece su estatuto plasmado por ante escritura pública el 12 de junio de 1986. Así como también está expresado el objeto de la entidad «unánime criterio de de formar una asociación de carácter civil que tenga por objeto la protección integral del niño y del menor, albergando a todos los niños abandonados, huérfanos o desamparados».

Desde ese entonces, en la Provincia de Buenos Aires la normativa en niñez y adolescencia cambió en cuanto a la mirada y a la implementación de dispositivos locales y zonales que trabajen en forma articulada centralizados en el organismo de Niñez y Adolescencia que deberá también trabajar en forma articulada con la justicia para aquellos casos en los que niños menores estén judicializados. Estos dispositivos así como los juzgados determinarán las medidas de abrigo por las cuales los menores son derivados a distintos hogares convivenciales de la Provincia.

Las dificultades que plantea el formato una la Asociación civil con la lógica y dinámica del Organismo de Niñez y Adolescencia.

El abordaje de esta institución es sumamente complejo con una realidad que cada día presenta situaciones de mayor gravedad por las que los menores fueron retirados de su núcleo familiar. Si bien los conflictos de intereses externos fueron una de las mayores dificultades a la hora de llevar adelante el trabajo de la comisión Directiva del Hogar de Niños Golondrinas.

La ley nacional No 26.061 de Protección Integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, en concordancia con la Convención sobre los Derechos del Niño, establece un sistema de protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes constituido por todos los organismos, entidades y servicios que diseñan, planifican, coordinan, orientan, ejecutan y supervisan las políticas públicas, destinados a la promoción, prevención, asistencia, protección, resguardo y restablecimiento de los derechos de los niños/as y adolescentes. Los organismos que conforman el sistema de protección de derechos, deberan hacerlo de acuerdo a lo establecido por la ley No 26.061 y las leyes de la provincia de Buenos Aires No 13.298 y No 13.694.

Con este combo es inviable el mero voluntarismo. Integrar la Comisión del hogar requiere que no sólo se deba garantizar la situación económica de toda la estructura y cubrir todas las necesidades de los menores, que se pueda pagar un equipo técnico eligiendo dentro de las limitadas posibilidades de profesionales especializados que quieran vincularse, sino que esencialmente se requiere que quien ingrese tenga una concepción de niñez y adolescencia con la vital trascendencia particular en la vida de cada unos de los chicos y social en la que repercuten, que no se quede en la teoría y la plasme a diario. No sirve el voluntarismo. Si el conjunto de férreas voluntades para lograr un objetivo indubitable: el bienestar de los chicos. La mala fe de otros resultaría inimaginable, pero existe y re victimiza por partida doble a los menores.

La desautonomía de la Asociación civil y la confusión de roles de funcionarios públicos locales y provinciales de distintas áreas y organismos.

No sólo muchos integrantes que ingresan al Hogar de Niños Golondrinas no conocen el estatuo de la institución ni lo han leído nunca, sino que tampoco lo han hechos funcionarios cuya incidencia sobre el Hogar ha sido definitoria.

En noviembre de 2015 la comisión conformada en ese momento, sin presidencia que se estaba cumpliendo en forma supletoria conforme el estatuto hasta la nueva asamblea en diciembre, le pidió una reunión a la Secretaria de Gobierno Viviana Rodriguez para plantearle la grave situación del Hogar función a la que nos habían convocado. En ese momento se le preguntó ¿Qué quería hacer o que pensaba hacer el Municipio con el Hogar? Sin ninguna respuesta clara salimos de allí, más que el municipio continuaría con el aporte de $10.000 que luego fueron $12.000 mensuales para comprar alimentos, lo que debía ser rendido mensualemente. No hubo otro aporte durante el período 2015-2016.

Ensañamientos de índole inexplicable marcaron, al menos el período 2015-2016. Decisiones que a rajatabla exigían mientras se evidenciaba que ningún mecanismo de control previo a esa fecha había existido, para llegar el Hogar a la situación en la que se encontraba cuando asumimos: condiciones de vulnerabilidad de los menores doblemente agravada por estar en una institución que lejos de garantizar derechos los conculcaba sin una estructura edilicia adecuada que los exponía al riesgo de vida en cada lluvia torrencial en la que se inundaba el Hogar con cables a aire libre en todos los espacios internos y externos; una cosa, ni la otra; todas las camas rotas, sin sábanas ni implementos adecuados para cubrirlas; menores sin la debida atención médica; descontrol con las rutinas y hábitos de los menores bajo la mirada de Ramiro Avinceta, a quien por esas y otras cuestiones no se le revocó el contrato de locación de servicios y luego fuera designado como responsable del Servicio local, dependiente de la Secretaria de Gobierno de la Municipalidad de Saladillo desde donde «operaran» desde afuera para desestabilizar la comisión directiva que lo desafectó, y consecuentemente la institución con 20 niños alojados dentro, entre las cuestiones más graves de una larga lista.

¿Dónde estuvo antes del período 2015-2016 el Servicio Zonal de Promoción y Protección de Derechos del Niño con sede en Roque Pérez; el Organismo de Niñez de la Provincia y el Servicio Local Protección de Derechos de Niñas/os y adolescentes de Saladillo, que no vieron ?

¿Dónde miró y qué prioridades tuvo desde diciembre de 2016 el
Servicio Zonal de Promoción y Protección de Derechos del Niño con sede en Roque Pérez, el Organismo de Niñez de la Provincia y el Servicio Local Protección de Derechos de Niñas/os y adolescentes de Saladillo, que no vieron que a alguien que ellos mismos solicitaron alejar del contacto con los menores lo habilitaron para integrar en el periodo siguiente la comisión y luego le permitieron ejercer la presidencia? ¿Es delirante no? Pero sucedió así. Quienes han asumido la responsabilidad de la función publica, interfirieron en una institución cuyos integrantes trabajaron ad honorem y algunos meses pusieron dinero de su bolsillo para cubrir los gastos corrientes.

Debo decir que luego de rogar una entrevista con Pilar Molina con motivo de su visita a Saladillo invitada por el Municipio, logramos mostrarle los videos con el Hogar inundados como cada vez que llovía y así llevarla al Hogar para que vira sin intermediarios la situación en la que estaban los chicos que ellos derivaban. Asumió el compromiso de conseguir las chapas y tirantes para hacer un techo de una sola aguada. Profesionales colaboraron con los planos, se los pasamos y el Organismo de Niñez cumplió con la entrega del material que quedó el corralón municipal al finalizar nuestra gestión.

Pero la interferencia «por la ventana» para desestabilizar la comisión directiva no quedó en la no colaboración, sino que fue mucho más perversa e ilegal: manipulaban a los menores y los hacían declarar hechos inexistentes para inventar denuncias.

No se si se alcanza a imaginar el cuadro de situación. Niños sacados de sus núcleos familiares por ser arrasados por la violencia y las más extremas situaciones que un ser humanos pueda soportar, expuestos por «los razonables» funcionarios públicos, pagos por toda la sociedad, que debían garantizar su bienestar, utilizándolos para sus apetencias y juegos de poder político o personal.

¿Cómo no podía avizorarse el desastre total a lo que eso llevaría y el daño irreversible en la vida de los menores alojados en medidas de abrigo?

Pero la interferencia tampoco queda aquí, sino que se blanqueó y se plasmó en la nueva integración de la comisión que nos sucedió a partir del 20 de diciembre de 2016. Allí en bloque, la estructura partidaria de la Unión Cívica Radical, partido con cuyas banderas de la institucionalidad, de la reserva moral y de la honestidad entre otros, me siento profundamente identificada, no fue consecuente con dichos principios y copó la comisión directiva. En el acta de Asamblea puede verse que quien operó desde afuera con la estructura municipal, quedó como presidenta, Marina Maison, y la secundaron entre otros el actual Secretario de Desarrollo local Vladimir Wiovich, Lía Carrique y algunos correligionarios más. Allí también aparecía Sergio Poretti, si el mismo que meses antes el Servicio Zonal había pedido la prohibición de acercamiento al hogar porque en reiteradas oportunidad había incumplido la premisa de que ningún integrantes de la Comisión podía «llevarse» a menores alojados en el Hogar a su domicilio personal.

¿Pensaban que la comisión que con esfuerzo denodado había cumplido su mandato eramos manipuladores, mentirosos o delincuentes?

Se equivocaron, y feo. Al poco tiempo los que «se quemaron» con la decisión de la orgánica partidaria, se alejaron del Hogar.

Se equivocaron los que boicotearon a personas de buena fe, con ideoneidad y capacidad de trabajo, toda una comisión que cumplió su mandato y les dejó todo ordenado y las puertas abiertas para que hicieran algo superador. Se notó y se nota quienes armaron circos perversos e inescrupulosos para sostener una lógica de poder en ejercicio de la función pública, aún en perjuicio de niños desamparados.-

Se equivocaron los que no sólo no hicieron nada superador, sino que conculcaron de manera indubitable la situación de los menores.

La bocha es corta, el tiempo acomodó a cada uno en su lugar.

El desastre que hoy es el Hogar de Niños Golondrinas tiene responsables con nombre y apellido.

Lo que me preocupa, y mucho, es que si la propuesta actual de comenzar algo distinto comienza con otra irregularidad en la formalidad esencial de convocar a Asamblea extraodinaria sin actualizar el padrón y comunicar fechacientemente a todos los asociados y demás cuestiones expresamente estipuladas en el estatuto y demás legislación vigente, lo que venga será extender el desastre un poquito más con la misma lógica equivocada para el lugar más vulnerable-

Graciela Elizabeth Achabal, 24 de febrero de 2020. Ex presidenta de la Comisión directiva del Hogar de Niños Golondrinas desde el 13 de diciembre de 2015 hasta el 20 de diciembre de 2016.

Comparto a continuación el comentario editorial realizado en el programa «Contame» emitido el 21 de febrero de 2020 en FM 90.7 Radio Saladillo. Seguidamente distintas notas publicadas que dan cuenta de la secuencia de los hechos públicamente expuestos y de la vinculación directa de distintos funcionarios con el Hogar Golondrinas.

Ver también las siguientes notas sobre el tema:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.