Jóvenes en peligro.

0
400

«Hacen kilombo y después aparece con el novio». Mitos, prejuicios y realidades  de las jóvenes adolescentes en algunos barrios. –

Son las 13 y los alumnos entraron al turno tarde en que funciona el Liceo Nº 2 «Amancio Alcorta» ubicado en el barrio de Caballito de la Capital Federal, pegado al Parque Rivadavia.

Hace cuatro días que uno de los cursos no tiene noticias de una de sus compañeras, Litzi Ayala,  de 16 años, quien fue vista por última vez el domingo al mediodía cuando ingresó a una «matine» que comienza en ese extraño horario, y  donde denunciaron, se venderían bebidas alcohólicas,  lugar ubicado en el Barrio de Flores. Luego de ingresar allí, ni sus familiares, ni su círculo de amistades supieron de ella.

Los compañeros de curso de Litzi, en  contacto con el Centro de estudiantes y algunos docentes y gremios, decidieron no quedarse en las aulas y cortar avenida Rivadavia al 4950 frente al establecimiento, para hacer visible la situación.

La madre de otra alumna, Angélica,  que estaba allí acompañando, brindó el testimonio de lo que le pasó a su hija  2015. Dijo que cuando su hija venía para el colegio se paraban señores y les preguntaban a las chicas de 13 o 14 años cómo se llaman, dónde viven, etc. a su hija también le pasó por  facebook. Eramos tres mamás y nos pusimos fuertes con las docentes del colegio y nos ayudaron de la Red de docente, familias y organizaciones del  Bajo Flores. A través de eso nosotros pudimos salir de esa desgracia, de la escuela N°23, antes se nos reían en la cara,ni nos tomaban la denuncia. A mi hija no la alcanzaron a secuestrar pero la perseguían, y también por facebook le pedían vídeos, y si hablaba la amenazaban con que nos iba a hacer algo a nosotros».

Nos encontramos con otras mamás con el mismo problema y nos fuimos conociendo. soy de la comunidad boliviana. Sufrimos amenazas a través del facebook, sabían después cuantos hijos tenía, donde vivíamos, todo. Ángelica también dijo que «en su momento hicieron la denuncia en la comisaría Nº34, pero la fiscalía de Pompeya, a cargo de Adrian Gimenez, encajonó la causa».

«Me gustaría que las mamás se pongan fuertes para no tener miedo a esta mala gente»

Vicerectora Profesora Analía Kremenchusky, es vicerrectora de Liceo N°2 y refiere que luego del feriado del 20 de junio, tomaron conocimiento que la alumna Litzi Ayala, por segundo día consecutivo, no había concurrido a clase. Tenían conocimiento que en otra oportunidad se había ausentado de su casa, pero que en general era una alumna que dentro de la escuela no  tenía ningún conflicto previo. Lo primero que hicimos fue dar intervención a la secretaría de Niñez y Adolescencia, aún sin haber tenido contacto con los padres o familiares, que no vinieron al colegio.

 

Este año dicen que es el primer caso en la escuela, pero que el año pasado hubo un caso resonante en el turno mañana en el cual funciona el Norma N°4, con otra joven.

«Los chicos aquí son un poco más grandes, ya que tenemos un gran número de repetidores que vienen de otros establecimientos. La inscripción es on-line y no se rige por el domicilio. Es una realidad que nuestra escuela tiene una importante  concurrencia de alumnos del «Bajo Flores».

Esto que nos pasa es un tema muy complejo y como institución muchas veces no tenemos herramientas para anticiparnos y suplir otras instancias que se dan fuera del ámbito escolar, refiere Marcela Alejandra Stoppa, la Asesora psicopedagogica . El tema de las redes sociales tiene sus ventajas y desventjas, y, hay mucha conflictiva intrafamiliar también.

Ambas  relatan las complicaciones diarias que deben sortear, entre ellas que no tienen todos los docentes que quisieran  y que en algunos casos no hay compromiso. Que han implementado en   las dos  ramas  curriculares el taller de huerta y de radio. Y dentro de la materia EDI (espacio de definición institucional ) temas no sólo de comprensión lectora  e interpretación sino distintas cuestiones complejas que se han planteado con los alumnos.

Pasada la tarde del miércoles se conoció la noticia que habían encontrado a Litzi en un lugar de Villa Celina y a instancias de la búsqueda de la red de familias. «Es inevitable que no nos movilicemos cada vez que nos desaparecen una piba. Es por eso que continuamos exigiendo políticas públicas que dejen de vulnerar el derecho de nuestras pibas y sus familias a una vida digna.  Desde la Red de docentes, familias y organizaciones del Bajo Flores agradecemos la colaboración a quienes difundieron y acompañaron a la familia de Litzi. Continuaremos exigiendo la aparición de Nadia» comunicaron desde de el centro de estudiantes.

Mientras convocan para una marcha para el día siguiente en la esquina de Av. Callao y Corrientes por Nadia, otra chica de la cual no se conoce su paradero,  una señora enojada por el corte de la avenida grita: «Por qué no se dejan de romper las pelotas!» y como si se hubieran puesto de acuerdo,  unos minutos después un motoquero que no podía pasar agregó: «Hacen kilombo y después aparece con el novio».-

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.