Epidemia de Dengue: «todo eso que hacen de echar humo por los caminos o en los parques, en mi opinión no es de utilidad», expresó el investigador Juan J. García.-

0
652

Dengue: «todo eso que hacen de echar humo por los caminos o en los parques, en mi opinión no es de utilidad», expresó el investigador Juan J. García.-

En esta publiación compartimos la entrevista realizada al docente, investigador y doctor en Ciencias Naturales, Juan José García, motivada en la epidemia de dengue que afecta la República Argentina, y particularmente a la Provincia de Buenos Aires, y en la necesidad de consultarle algunos aspectos técnicos y cientificos sobre la proliferación y control del vector, el mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue y la fiebre amarilla así como de otras enfermedades, como la chikunguña, la fiebre de Zika y el Virus Mayaro.

El objeto de estudio y de trabajo de Juan J. García ha sido, desde hace décadas, para encontrar otro tipo de organismos que controlen las larvas o mosquitos, y también de la especie Aedes aegypti que es el vector del denge, con la finalidad de lograr usar un producto biologico y no tanto químico que permita controlar a los insectos afectados, lo mismo que a los humanos, por virus, etc. y reducir así el efecto sobre la salud humana.-

En un contexto en el que la epidemia de dengue se da en el marco de la pandemia del covid-19 que sacó de moldes algunas cosas, que nos bombardea con números y estadísticas, pero que a otras cuestiones las encajó, como suele ser constumbre en las estructuras argentinas, en la liviandad que marca la distancia del desinteres de los funcionarios públicos que las habitan. En este marco, el abordaje del sistema sanitario público, casi exclusivo para el coronavirus, deja más en evidencia la ausencia de políticas públicas de planificación, y muestra alguna medida espasmodica como esparcir algún químico al boleo al aire libre, «fumigación» que a priori, el sentido de la vista nos indicaba que dicha medida llegaba a pocos mosquitos, sino a ninguno. Esta búsqueda nos llevó a dialogar con científicos y expertos, porque padecer el virus del dengue es algo más que ser parte de los números y estadísticas.

El partido de Saladillo, Provincia de Buenos Aires, cuenta a la fecha de la publicación de esta nota con 9 casos de dengue confirmados en el distrito. Días atrás se anunció una fumigación masiva a realizarse en forma aérea en colaboración con la Provincia de Buenos Aires, en tanto que por tierra algunas camionetas con un fumigador en la parte trasera circularon en horas de la tarde y/o noche por algunas calles de la ciudad.

Así nuestra primera pregunta a Juan J. García apuntó a determinar si el tipo de prácticas implementadas luego de este brote en Saladillo eran efectivas.

«Las fumigaciones, todo eso que hacen de echar humo por los caminos o en los parques, en mi opinion no es de utilidad porque el mosquito vive dentro de tu casa o en el patio y espacios próximos a las casas. No está en los parques, ni donde no haya agua estancada. De diciembre a mayo en Argentina es así, en algunas provincias quizá un poco más, y quizá no se conoce mucho. Después tenés otros países donde el mosquito está más tiempo por el clima, y donde hay muchos más casos como Brasil o Paraguay» detalló García.

Agregó que sobre otro tipo de fumigaciones por ejemplo contra larvas «es ridículo. Es más fácil dar vuelta los recipientes, al igual que en los tanques es mejor asegurar las tapas; limpiar las canaletas para evitar que el agua se acumule. No soy amigo de las fumigaciones con el Aedes aegypti. Salvo que haya varios casos en un lugar entonces hay que actuar muy rápido y fumigar manualmente dentro de las casas y en las inmediaciones de la casa. El mosquito es diurno. Está todo el día dando vueltas, aproximadamente desde las 8 de la mañana a las 7 de la tarde, luego, a la noche se guarda y queda oculto detrás de cortinas, pasto, etc» manifestó el investigador y docente de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de La Plata y del CONICET.

Sobre cómo se da esta epidemia en 2020 en Argentina, García define que «Estas epidemias se dan cada cuatro o cinco años. Hay 4 serotipos. Con un brote así a las muestras las tienen que enviar al Malbran o al Maiztegui de Pergamino para tener mayores datos. El porque de esos picos no he leído ni conozco hasta la fecha la causa de este comportamiento. Este es otro brote importante. Esto pasa en otras partes del mundo con otro tipo de plagas también. «.

Respecto a cómo ha intervenido asesorando a organismos públicos y municipios García indicó que «las fumigaciones con camionetas las siguen haciendo, pero no sirve para nada. Lo del avión es otro disparate para el caso del mosquito Aedes aegypti . No queda otra que fortalecer la educación en las escuelas y que en los hogares quiten los recipientes para que no se acumule agua y, usar repelentes. Estos problemas se han convertido en permanentes. Lo que si debería tener cada municipio es una oficina encargada por lo menos de las 10 plagas que se han vuelto permanentes, con personas capacitadas. Tiene que haber un responsable que haga el seguimiento de estas plagas, que a lo largo del tiempo pongan trampas especiales y tengan conocimiento por zonas donde van apareciendo las larvas. Poner a alguien que se sepa , sino estamos siempre improvisando. En algunos casos hacen macanas como comprar 100 litros para matar larvas (que se vende a valor dólar, salía U$S25 dólares el litro. ) y los tiran todos juntos sin criterio, sin ninguna proporción que sea efectiva. Me ha tocado ver, con otro mosquito que se cría en los campos que se inundan, que contraten aviones para fumigar desde punta Indio hasta San Fernando y fumiguen en septiembre, y capaz que estaba todo seco en ese momento».

«Entiendo que faltan muchas cosas, pero lo más importante es que los funcionarios le den entidad como tal a este tipo de problemas», definió Juan J. García.

«Lo que nos queda por hacer es eleminar los recipientes y de esa manera ayudamos muchísimo a evitar que haya grandes candidades de ese mosquito, porque ahí está el problema. Si viene una persona contagiada se propaga. Y si tenes muchos mosquitos en más fácil la transmisión», definió.

«El conurbano es una bomba de tiempo tanto para el dengue como para el coronavirus. A nivel provincial y municipal es muy díficil, hemos dado charlas, intentado formar personas con el dengue y con otros mosquitos, pero no hay caso, salvo en Junín que había una mujer que hacía un seguimiento muy interesante con el birigui».

Para finalizar la entrevista Juan José García reflexionó sobre el rol de los científicos y de los ciudadanos en general «Nos subestiman tanto, tanto. El coronavirus realmente tiene más chapa, es lo que hoy da rating. En África mueren de malaria 1100 chicos por día. A esa enfermedad la transmite también un mosquito. Eso no sale en ningún diario del mundo. Son 500.000 chicos menores de 5 años que mueren al año, hace unos años, antes que pusieran telas para cortinas, acolchados con insecticida morían 1.500.000 niños, a lo que hay que sumarle los grandes que mueren. Depende la palga que interés afecta».-


Nos venden humo y lo seguimos comprando. Por nuestra parte, tras indagar y encontrar las respuestas brindadas por Juan José con honestidad intelectual, nos tranquiliza saber que existen científicos que tienen ese Norte para su trabajo, y lo que ello significa como rol social.

Entrevista realizada a través de whatsapp el 8 de mayo de 2020 por Graciela Achabal.

Juan José García es Licenciado en Zoología de la Facultad de Ciencias Naturales, Universidad Nacional de La Plata, 29-09-78 y Doctor en Ciencias Naturales, Universidad Nacional de La Plata, 09-12-85. Realizó numerosos cursos de perfeccionamiento en Argentina así como en otros países y cuenta con destacados antecedentes como docente, formador y director de Recursos Humanos, e investigador en la Universidad Nacional de La Plata, en el CONICET y en el Centro de Estudios Parasitológicos y de vectores (CEPAVE).-

Ver también nota relacionada:

.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.