«Mi hijo volaba de fiebre y lloraba. Tenía ampollas en los labios y en la lengua y la pediatra de guardia ni lo miró, me dijo que no era una urgencia, que aguante hasta el día siguiente», expresó Marcelo Galindez.-

0
2010

Este martes Marcelo Galindez, vecino de Saladillo quiso hacer pública la situación que vivió en la guardia del hospital Dr. Posadas de Saladillo el lunes 15 de abril, aproximadamente a las 19:30 horas, cuando ingresó a la guardia de dicho nosocomio con su hijo Dylan, de tres años de edad, con fiebre, ampollas en los labios y en la lengua.

Galindez manifestó: «Yo jamas escribo nada pero esto me molesto mucho…anoche fui a llevar a mi hijo DYLAN al hospital porque que volaba de fiebre y lloraba continuamente desde que llegué de trabajar y la (pediatra h,rp ) que estaba en el momento no se si era colombiana o peruana o boliviana no me lo quiso atender porque dijo que no era una urgencia grave y me dijo que aguante hasta el dia siguiente o sea hasta hoy para que lo atiendan. Sin no tenés plata no te dan pelota ni en el hospital ustedes creen que una criatura de 3 añitos volando de fiebre puede aguantar y soportar el dolor como un adulto. Yo creo que esa pediatra no tiene ni idea lo que es tener un hijo enfermo. Le dije lo que se me cruzó delante de toda la gente porque no se merece ser llamada pediatra, ni jugar con la salud de ningún nene y mucho menos con la salud de mi hijo»

Este martes, con el cuadro que presentaba su hijo y que no mejoraba Galindez llevó a su hijo al primer pediatra que encontró, en forma particular y le diagnosticaron gingivoestomatitis herpética aguda (GEHA), que es una infección de la cavidad bucal producida por el virus herpes simple tipo I. Esta infección es la causa más común de inflamación gingival aguda en niños. Produce cierto grado de inmunidad y tiene una duración de 7 a 10 días; constituye una urgencia estomatológica.

En diálogo Convergencias Galindez detalló que no llegó a hablar con las autoridades del Hospital debido a los nervios por la situación que vivieron. Tampoco sabe el nombre de la médica que los atendió en la guardia, solo que viene de Buenos Aires a hacer la guardia de los lunes y amplió «en ese momento había otra familia de Del Carril con su hijo enfermo, estaban antes que nosotros y tampoco los quiso atender. A nuestro hijo ni lo miró, no lo quiso ni tocar. Me dijeron que han tenido otras quejas, no sé alguna medida tienen que tomar», concluyó.

La foto de portada es ilustrativa.-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.