Misiones: tiene 13 años, superó el cáncer, se curó de coronavirus y fue recibido como un héroe en su provincia.-

0
109

Los bomberos lo pasaron a buscar por su casa y le cumplieron el sueño de subirse a un autobomba. Pero no terminó ahí, lo llevaron hasta un estadio de fútbol donde lo esperaban sus amigos.

Un chico de 13 años fue homenajeado por los Bomberos de Misiones, que le cumplieron el sueño de subirse a un autobomba. Fue después de que recibiera el alta médica, tras haber logrado superar el cáncer y el coronavirus. El vehículo lo llevó hasta la cancha del Club Atlético Bartolomé Mitre, donde se reencontró con sus amigos.

Fernando Nicolás Franco tiene 13 años y vive en Posadas, pero desde hacía un año y medio estaba internado en el Hospital Garrahan, de la Ciudad de Buenos Aires, donde fue sometido a un trasplante de médula ósea que resultó exitoso.

Según informó el diario El Territorio, el chico tuvo que someterse a 36 quimioterapias y una vez trasplantado, se contagió COVID-19. Pero logró salir adelante, fue dado de alta y este viernes 27 de noviembre volvió a su provincia en avión. Por eso, al enterarse, sus familiares se organizaron para recibirlo como él lo había soñado.

“Nico es un niño de 13 años que hace pocos días se recuperó de leucemia. El pequeño héroe anhelaba ser recibido en su hogar, luego de un extenso tratamiento médico en Buenos Aires, por los Bomberos de la Policía, a quienes admira por su incansable labor. Sus familiares, mediante una nota pidieron a los policías cumplirle el sueño al niño y así fue”, contaron desde el perfil de Facebook de la Policía de Misiones.

Y continuaron: “Este lunes, la autobomba buscó a Nico en su casa, activaron las sirenas, y junto a sus familiares lo acompañaron hasta la cancha del club Mitre, donde se reencontró con sus compañeros de fútbol que tanto extrañaba y que lo recibieron con fuertes aplausos”.

Junto al texto, la Policía de Misiones compartió un emotivo video en el que se ve llegar el vehículo de los bomberos en total silencio. En la puerta de la casa del Nicolás, ubicada en Las Heras y Martín Fierro, se observan algunas cámaras y vecinos que aguardan a ver la cara del nene al recibir la sorpresa.

En un momento, las sirenas se activan y sale de la casa la mamá, con el pequeño héroe y sus hermanitos. Nicolás saluda a dos efectivos de la policía local, se pone el casco de bombero y se sube al autobomba. Tras un paseo por la ciudad, pudo sacarse fotos colgado del caño del costado del vehículo, como todo un profesional.

La abuela del nene, Margarita Aponte, de 62 años, en complicidad con los amigos del Bachillerato Humanista y las autoridades del Club Mitre de su nieto es jugador, fue la organizadora de este homenaje. “Él me dijo una vez, lo vio en la tele, ‘cuando me cure del cáncer, también quiero que me busquen los bomberos como a esa nena’”, contó la mujer a El Territorio. Por eso, envió una nota al cuartel de bomberos contando la historia de su nieto y la respuesta positiva fue inmediata.

“Luego de su largo tratamiento, cuestión por la cual tuvo que dejar de practicar el fútbol, Nico Franco volvió al Tito Cucchiaroni para reencontrarse con amigos, compañeros y familiares”, contaron con emoción desde el club junto a algunas fotos en las que se lo puede ver al chico junto a sus amigos.

Ahora, además de recuperar el tiempo que pasó alejado de todos sus seres queridos, a Nicolás solo le queda realizarse los controles de rutina. El primero será el próximo 11 de diciembre y continuarán periódicamente hasta junio, cuando se espaciarán a uno por año.

Fuente: tn.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.