Murió al tener relaciones sexuales en un viaje de trabajo y la Justicia dictaminó que fue un «accidente laboral».-

0
351

Como consecuencia del fallo, la empresa que había contratado al hombre deberá indemnizar a la familia.

Un hombre que murió de un paro cardíaco después de tener relaciones sexuales con una mujer que conoció en un viaje de negocios fue declarado «víctima de un accidente profesional». Así lo dictaminó un tribunal francés, por lo que el empleador le deberá pagar una indemnización a la familia.

El hombre fue identificado como Xavier X y su apellido no fue revelado para preservar a sus familiares, pero sí trascendió que se trataba de un ingeniero que estaba trabajando en Loiret, en el centro de Francia, para la empresa TSO, que se dedica a la construcción ferroviaria.

Xavier conoció a una mujer una noche de febrero de 2013 y fue encontrado muerto en la habitación de un hotel en el pueblo de Meung-sur-Loire, luego de que tuvieran relaciones sexuales. La Justicia francesa afirmó que la muerte del hombre debería clasificarse como un «accidente de trabajo«, lo que le da derecho a la familia de la víctima de reclamar una indemnización por parte del Estado y del empleador.

Ante esta medida, los hijos de Xavier recibirán un beneficio mensual de hasta el 80 por ciento de su sueldo hasta lo que habría sido su edad de jubilación. Y la empresa TSO tendrá que contribuir a la pensión de Xavier, según reconstruyó Daily Mail.

En 2016, un tribunal de primera instancia dictaminó que «un encuentro sexual es un acto de la vida normal como ducharse o comer». El empleador de Xavier argumentó en contra de la decisión, pero poco después ese fallo fue confirmado por el tribunal de apelaciones.

La compañía argumentó que no se podía responsabilizar por la muerte del trabajador, a pesar de que sucedió mientras estaba en una misión, porque el ataque cardíaco no estaba relacionado con el trabajo. TSO agregó que el empleado no estaba en la habitación del hotel contratada por la compañía y que el encuentro fue con una mujer que no era su esposa.

Los jueces franceses descartaron estos argumentos y alegaron que un empleado que viaja por trabajo sigue siendo responsabilidad del empleador, independientemente de lo que haga dentro y fuera del horario laboral. A menos que el empleador pueda probar que el trabajador rompió intencionalmente su «misión» por razones personales, la decisión permanecería vigente.

En 2017, otro tribunal francés declaró responsable a un empresario por la lesión en la mano que sufrió un empleado en un boliche en China. Dictaminaron que no importaba si eran las 2 de la mañana y si el hombre estaba fuera de servicio.

Fuente: TN.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.