«Nos dejó Miguel Hugo Belati: un radical de ley, militante político de vocación, amigo y colaborador leal y solidario con todos».-

    0
    269

    “NOS DEJO MIGUEL HUGO BELATI: UN RADICAL DE LEY, MILITANTE POLITICO DE VOCACIÓN, AMIGO Y COLABORADOR LEAL Y SOLIDARIO CON TODOS” CARLOS ANTONIO GOROSITO.

    Con la partida de Miguel Belati a los 72 años, el radicalismo de Saladillo pierde a un gran militante y muchos perdemos a un leal amigo. Cronológicamente nos separan 10 años, nos conocimos cuando yo tenía 15 años y él 25 años, en lo que considero casi el único Templo o Santuario Político saladillense el comité local de la UCR. Eran tiempos de nuestra militancia política juvenil, soñábamos con cambiar el mundo y cambiar a Saladillo, y en este último caso “vaya si lo logramos”, yo me convertí en Intendente Municipal desde 1991 hasta diciembre de 2015 y él se sumó a mi gabinete más adelante. Siempre fue un radical comprometido la única aspiración que tenía era poder resolverle los problemas a la gente. Cada necesidad que detectaba en la comunidad y fundamentalmente las que estaban relacionada con el sufrimiento humano y las necesidades más acuciantes de nuestros conciudadanos Miguel las transmitía a quienes tenían responsabilidades públicas. Luego hacia un seguimiento para comprobar si el problema estaba resuelto o no. En el plano estrictamente partidario fue leal con sus amigos. Protagonista activo de toda campaña de afiliación y re afiliación del partido. En los actos eleccionarios internos trabajaba con mucho entusiasmo por el candidato de su preferencia, y si este no resultaba ganador militaba fuertemente en favor de quién era consagrado por los afiliados para ostentar la representación del radicalismo. Cada campaña electoral lo tenía como protagonista desde dos planos: repartiendo la boleta y tratando de sumar voluntades para la causa y además algo que le apasionada hacer el día de las elecciones generales era desempeñarse como Fiscal General y el partido le asignaba esa tarea. Nunca solicito ocupar un cargo electivo. Miguel entendía que con su militancia ya estaba haciendo un gran aporte, pero el radicalismo local lo honro varias veces convocándolo a integrar la Comisión Directiva en carácter de vocal, y eso para el ya significaba un gran honor. Cuando tuvo que resignar su lugar al comité para darles lugar a otros correligionarios percibí que lo invadió un dejo de tristeza, que luego supero para redoblar la militancia. Desde el primer día que asumí como Intendente en el año 1991, se acercaba periódicamente a conversar conmigo para transmitirme las inquietudes comunitarias. En uno de esos encuentros lo convoque a formar parte de mis colaboradores y fue así que le asigne la conducción del Cementerio local tarea que llevo adelante con sobrada eficiencia hasta sus días finales. Hombre de carácter fuerte y muy celoso de su rol, le llevo a veces a tener algunas discusiones para concretar sus cometidos. Se supo granjear el respeto de sus compañeros y sus superiores: Aldo Catullo, Vladimir Wuiovich, Mario Buezas (Secretario de Gobierno durante mis gestiones) y Viviana Rodríguez, durante la actual gestión. Tener el Cementerio Municipal en buenas condiciones fue una de sus obsesiones. Fue su obsesión. El rol y la actividad de Miguel fueron más allá de la actuación política y el desempeño en la función pública. Organizaciones de la vida comunitaria lo tuvieron también como activo protagonista. En Saladillo el Club de sus amores fue Argentino, y a esa entidad le dedico muchas horas de vida. De manera que podemos afirmar que en el paso por este mundo Miguel Belati, se encuentra entre aquellos ciudadanos que concibieron a la vida como un acto de servicio hacia los demás. Además de su lealtad debo destacar la firmeza en sus convicciones. Su hijo César que reside en la ciudad de Olavarría me comento la siguiente anécdota: “Mi padre toda vez que me venía a visitar me hablaba con mucho entusiasmo y destacaba la gran gestión de que vos estaba realizando frente a la comuna de Saladillo. Ante tantas alabanzas a tu gestión mi mujer le dice: “Si Gorosito, fuera por el peronismo vos lo votaría? Y mi padre contesto: en ese caso no”. Esta anécdota de alguna manera denota las convicciones políticas de Miguel, en un momento donde está de moda el camaleonismo, el potenciaba la pertenencia partidaria en su condición de militante.
    Miguel ya no está, ha partido al Señor como muchos otros amigos y amigas, como muchos otros correligionarios y correligionarias. Todos sabemos lo imperfecto de la condición humana, todos estamos abarcados en ese concepto o definición pero cuando partimos de este mundo cobran relevancia los valores positivos y trascendentes que hemos podido brindarle a la sociedad. Radical de Ley, Militante político de vocación, amigo y colaborador leal y solidario con todos ese fue Miguel Hugo Belati ,uno de los tantos correligionarios que ha contribuido a que Saladillo todavía sea un bastión inexpugnable de la UCR” Carlos Antonio Gorosito ex- Intendente Municipal- Saladillo 23 de Febrero de 2017.
    Nota: Parte del mensaje de Gorosito al despedir sus restos en el Cementerio Local.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.