«Ovillos». Marta Macchi presenta su quinto libro, este sábado 5 de agosto, en la Casa de Susana Soba.-

0
604

«Me llegó en un momento en el que estoy grande y los sentimientos están a flor de piel».

Marta me recibe en su casa después de haber intentado infructusamente avisarle que iba a pasar. Es que su teléfono daba «fuera de servicio», y así fue que decidí pasar directamente. Claro, ella estaba, precisamente  al telefóno con una comunicación. Le hacían  una nota para  un medio de la vecina Ciudad de General Alvear.  Es domingo, llovizna, hace mucho frío. Un día ideal para  una charla cálida. 
Días atrás me había anunciado la fecha de presentación de su quinto libro: «Ovillos», y quería hablar sobre ello.
Estamos a una semana Marta, ¿cómo estás esperando esta presentación, este «dar a luz», a tu nuevo libro?
Marta sonríe y enseguida responde ansiosa: «esperando ese día cómo si fuera un nacimiento, claro, no veo la hora de que llegue ese momento. Me acompaña la gente que quiero y que me quiere».
.
«En el primer libro venía de una tragedia. Después de  15 años soy otra persona. Esta presentación me encuentra recordando, no cuestionando, ni enojada. Este libro tenía que publicarlo así. Tenía una necesidad imperiosa». «El llanto, la risa, la alegría, todo parece una sola cosa. Puede que el tiempo todo lo cure. No estoy con la tristeza de este momento».
Desde que anunció la fecha de presentación refiere que «Todos quieren aportar su granito de arena. Así estamos con todos los preparativos. ¿Por qué me está pasando? me pregunté alguna vez. Porque te lo ganaste, me dijeron ayudándome a entender. Quizá la vida te pega  duro y luego te da recompensa».
«Me llevó casi dos años terminarlo. Me equivocaba,  borraba y volvía a escribir», recuerda Marta sobre el proceso que implicó «Ovillos» hasta llegar a su  publicación.
.
Para ahondar en lo que Marta comunica en las  frases de este libro  «Uno de los momentos que más me emocioné, en ese transcurso,  fue la operación de mi nieto. Fue una gran  alegría luego. Le dedico otra  parte a mi otro nieto, Bruno, acompañé a su mamá desde la primera hora y tengo un lazo muy fuerte, así que le escribí a él. También a personas que han pasado por mi vida. Compartir un lazo de amistad y de trabajo. Compartir un día o una fiesta, sentamos a la mesa en el hospital. Del libro anterior el Dr. Jorge Mazza me hizo la portada».
«Me llegó en un momento en el que estoy grande y los sentimientos están a flor de piel. También el gesto de Ricardo -Lissalde-. Hay mucha gente involucrada a la que le debo agradecer».
En la Octava Sesión Ordinaria del Concejo Deliberante de Saladillo, el martes último,  se aprobó el Decreto que declara de Interés Legislativo la publicación del libro “Ovillos”.
«Susana Soba para mi fue una refente. Fui su asistente, su amiga, la acompañe  sus últimos días. En ellla no podía ver. Así que una mis funciones,  fue  leerle libros».
.
¿Qué te motivó, por qué escribir otro libro?  «Tengo todo,  ¿qué más puedo pedir? Tuve hijos,  planté miles de árboles, escribí varios libros incluso. Este es el quinto libro que publico. Uno se va despidiendo de las cosas. No se que voy a seguir haciendo. Iré  a acompañar abuelos, leer en las escuelas, viajar, seguir en la política. Espero mansamente. Seguiré trabajando, sin jugar con las personas, con su credibilidad. A lo mejor lo que quiero no es común o aceptado como tal, si sencillo: quiero hacer cada cosa lo mejor que pueda. Sí debo decir que he estado muy acompañada por mi grupo y también por muchas personas».
¿Por qué el título: Ovillos? «La vida es un gran ovillo. A veces la lana se te enreda. Estás tejiendo un sweter y te preguntas ¿cómo seguís? Es parte de lo que nos sucede a todos. Una gran maraña. Las ganas y la fortaleza de seguir,  cada vez que te enredas. ¿Por qué no seguir con ese sweter o esa bufanda?  y pensar: la tengo que ver terminada. No me gusta mucho lo que voy a decir, porque no está bueno hablar de uno mismo. Algunos admiran ni fortaleza. Pero todos estamos preparados para salir salir adelante».-
.
 Al leer «Ovillos» te encontras con historias que, contadas  desde el sentimiento y la sencillez del relato fluido,  te parecen propias.  Como refiere en el prólogo Jorge Di Zeo: «Son textos aireados, de lectura tranquila, que fluyen como todo lo que sale del alma».-
«Mientras devano la memoria
forma un ovillo la nostalgia
si la nostalgia desovillo
se irá ovillando la esperanza
.
siempre es el mismo hilo«.
Mario Benedeti.-

 

  Marta Beatriz Macchi nació en Capital Federal. Cursó sus estudios primarios en la ciudad de La Plata e hizo sus estudios secundarios en Saladillo. Es egresada de la Cruz Roja Argentina donde se desempeñó como enfermera. Escribe desde muy chica, pero en su adultez tuvo la posibilidad de dar vida a su sueño de escribir y publicar sus cinco libros : «Para guardar en los bolsillos del alma» en el año 2005; «Renglones de amor» en el año 2006; «Mujeres en Pedazos» 2008; «Retazos»2012, y su última obra «Ovillos».-

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.