Reclamo de vecina: Profesionales conveniados con IOMA una vez más en la mira

    0
    219

    «El motivo de esta nota  es hacerle saber a usted y al resto de la sociedad   lo que me ocurrió el domingo 20  de noviembre en la Clínica Saladillo.

    Llegué con mi hija         alrededor de las 17  con un esguince, pero con muchísimo dolor en su pierna. Las enfermeras la recibieron  muy bien, la llevaron en silla de ruedas  hasta el consultorio  de guardia y llamaron   por teléfono al Dr. Fullerat (el cardiólogo) quien estaba de guardia.  El nombrado anteriormente había descolgado el teléfono       entonces la enfermera  lo fue a buscar. El Dr. si es que se lo puede llamar    así, ingresó con cara de recién levantado a atender a mi hija, y, al finalizar la atención, que no fue la mejor, estas mismas fueron sus palabras: lo mio son $250 pesos ya que mi categoría en  IOMA es C. Mi hija le pidió un recibo  ya que sabemos que el monto de esa categoría son 104 pesos, y el se negó a darlo. Dijo que eso eran sus honorarios y que con eso le da de comer a sus hijos. Yo me callé y  le pagué  lo que él me pidió porque mi hija tenía mucho dolor y quería sacarla del consultorio. Se  que así  no voy a solucionar nada y los $250 no tienen importancia cuando de salud se trata, pero si da impotencia el actuar del médico que en lugar de atender con profesionalismo atienda en una guardia  por la plata y no por  el bienestar de una persona».

    Beatriz  Lochbaum, DNI  20.484.673

     

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.