Ultimátum del papa Francisco a los curas pedófilos: “Conviértanse y entréguense a la Justicia”.-

0
39

Lo dijo durante el discurso anual de Navidad a la burocracia del Vaticano. Y prometió “nunca más” encubrir casos de abusos en la Iglesia.

En un muy duro discurso que también sonó como un necesario mea culpa de la Iglesia, el Papa calificó este viernes ante la Curia Romana a los curas abusadores sexuales de niños y menores de «lobos atroces» y los intimó: “Conviértanse y entréguense a la justicia humana y prepárense a la justicia divina”.

En el largo discurso de fin de año ante todos los altos prelados y cardenales vaticanista del organismo central de la Iglesia, que el pontífice argentino ha vapuleado en otras ocasiones, Francisco abordó la peor crisis de su pontificado que en 2018 se inició con el mal manejo de la extraordinaria crisis en Chile, que ha derrumbado la confianza del pueblo trasandino a la estructura eclesiástica, y concluyó con el perdurar del caso chileno y el estallido de varias crisis determinadas por la acción de sacerdotes pederastas en la iglesia norteamericana, que están en pleno desarrollo.

Jorge Bergoglio aseguró que la Iglesia ha cambiado para siempre su actitud frente a los abusadores de menores y que en el futuro “nunca intentará encubrir o subestimar ningún caso”.

“Este año, en un mundo turbulento, la barca de la Iglesia vive momentos de dificultad y ha sido embestida por tormentas y huracanes”, señaló el Papa argentino.

Llamó “anti-testimonio” los escándalos de los curas pederastas. “Hoy hay ungidos del Señor, hombre consagrados, que acusan de los débiles, valiéndose de su poder moral y de la persuasión Cometen abominaciones y siguen ejerciendo su ministerio como si nada hubiera sucedido. No temen a Dios ni a su juicio, sólo temen ser descubiertos y desenmascarados”. “Ministros que desgarran el cuerpo de la Iglesia causando escándalo y desacreditando la misión salvífica de la Iglesia y los sacrificios de muchos de sus hermanos”, afirmó.

Insistió que muchos entran en una red de corrupción “sin pestañear”, traicionan a Dios y los mandamientos, su propia coacción, la Iglesia y el pueblo de Dios. «Sobre todo traicionan la confianza de los menores y sus familias», agregó.

Bergoglio dijo que los pecados y crímenes de las personas consagradas adquieren un tinte aun mas oscuro de infidelidad, y deforman el rostro de la Iglesia socavando su credibilidad. Lamentó que muchos de ellos, “detrás de una máscara de amabilidad y rostro angelical ocultan a un lobo atroz listo para devorar a las almas inocentes”.

Fuente: Clarin.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.