Una peripecia más que le hace a IOMA.-

0
216

El desesperado pedido a IOMA de los padres de un nene de 11 años que necesita aplicarse gammaglobulina.

La burocracia y desidia en Ioma no es novedad para los afiliados, más lo sufren los que padecen patologías crónicas, pero para el resto también es una peregrinación que parece nunca terminará.

Un par de padres atraviesa días desesperados. A su hijo de 11 años le diagnosticaron el año pasado inmunodeficiencia primaria, una patología que compromete la médula espinal y hace decaer en el organismo el sistema de defensas. La forma de controlar la enfermedad es con la aplicación de gammaglobulina una vez por mes. Afiliado del IOMA, el pequeño recibió la dosis por parte de la obra social hasta agosto último, pero ya en septiembre y en lo que va de octubre el Instituto no la proveyó y cuesta, cada suministro, 600 mil pesos, una suma imposible de reunir para un empleado del Servicio Penitenciario y una empleada doméstica ahora desocupada.

Desde el IOMA se aseguró que una partida de gammaglobulina (la de septiembre) ya fue aprobada y que la siguiente “está por ser autorizada”. “La última dosis que se le administró, la correspondiente a septiembre, nos la prestó el Hospital de Niños. Ahora no podemos devolvérsela porque aunque di un montón de vueltas con el trámite IOMA todavía no la autorizó. Y ya estamos en octubre; el nene ya tendría que recibir la aplicación de este mes y de esa dosis tampoco tenemos noticias”, explicó, muy angustiada, la mamá del nene, Teresita Montiel.

La enfermedad se detectó en julio de 2018 y el diagnóstico definitivo se determinó en Cuba El tratamiento que cumple el hijo de Teresita implica la exigencia de internarse unos días mientras se le aplica la gammaglobulina. “Es la medicación que mi hijo necesita para llevar una vida normal, como cualquier otro chico de su edad. Todos los meses es una lucha con el IOMA para conseguirla, pero ahora la situación ya es desesperante porque le debemos una dosis al Hospital de Niños y todavía no nos entregan la de este mes. Es vital que la reciba porque si no corre muchos riesgos de salud”, insistió la joven.

Montiel contó a este diario las peripecias por las que tuvo que pasar durante septiembre y los días que corren de octubre. “Me hicieron dar un montón de vueltas; de la delegación de La Plata de 7 y 42 me mandaron a la sede central de 46 entre entre 12 y 13 y ahí me dijeron que no se hace el trámite. En ningún caso me dan respuestas. En Suministros, séptimo piso de 46 entre 12 y 13 me dijeron que no atienden al público, que la gammaglobulina no está aprobada y que todavía está en trámite administrativo”, planteó la mujer que ayer en particular estaba recargada de angustia porque fue el día en que tocaba la nueva aplicación del medicamento.

El hecho de no poder cumplir con cada dosis mensual afecta la salud del nene, pierde calidad de vida y no puede asistir a la escuela porque al estar bajo de defensas podría contagiarse cualquier enfermedad. Ya en julio la familia tuvo que convocar a un letrado para presentar una acción de amparo para que el IOMA le reconozca la medicación.

El problema -remarcó Montiel- es que “ahora no tengo plata para volver a poner un abogado y presentar un recurso judicial”. La enfermedad se detectó en julio de 2018 y el diagnóstico definitivo se consiguió luego de que se mandó a analizar muestras de sangre del nene a Cuba.

LA RESPUESTA DEL IOMA

Fuentes de la obra social indicaron que la dosis correspondiente a septiembre “ya fue aprobada” por el Instituto, que tiene su número de requerimiento (paso del trámite que significa que está para entregar) y que “entre hoy y mañana – por ayer y hoy- podrán retirarla”. También respondieron a este diario por la gammaglobulina que el niño debe aplicarse este mes. “La documentación está en Farmacia y está lista para ser aprobada”, precisaron.

Fuente: Edición impresa de diario El Día de La Plata – 8-10-2019

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.